«No limpiaban la estatua de Montoliu porque no les daba la gana»

Ortiz, en el centro tras limpiar la estatua de Montoliu./Eduardo Osca
Ortiz, en el centro tras limpiar la estatua de Montoliu. / Eduardo Osca

Un aficionado adecenta el monumento al banderillero manchado desde marzo

Álex Serrano
ÁLEX SERRANOValencia

La estatua del torero y banderillero valenciano Manolo Montoliu (1954-1992) apareció ayer libre de la mancha de pintura plateada que desde el pasado 23 de marzo afeaba el tributo de los aficionados taurinos valencianos al maestro Montoliu. Pero quien se encargó de adecentarla no fue la contrata municipal, dado que el Ayuntamiento, tal como contó ayer este diario, no tiene una empresa destinada al arreglo de los monumentos de la ciudad, sino José Luis Ortiz, un abogado valenciano que entre las 22 y las 22.30 horas del miércoles por la noche limpió la estatua, estropajo en mano.

«La veía casi todos los días porque trabajo en el centro y no podía seguir así más tiempo», explica Ortiz, que comenta a LAS PROVINCIAS que le consta que muchos aficionados han llamado al 010, así como la Asociación de Amigos de Manolo Montoliu, para que se limpiara la estatua. «Si no lo ha hecho el Ayuntamiento es porque no les ha dado la gana», sentencia Ortiz.

La realidad es que la estatua, manchada con pintura plateada desde el pasado 23 de marzo, quedó perfecta en apenas media hora. A las 22 horas del pasado miércoles, Ortiz y dos amigos más acudieron a la calle Xàtiva y, armados de una escalera, un estropajo blando y un producto especial para limpiar bronce, retiraron la pintura en treinta minutos. «A un técnico especialista del Ayuntamiento le habría costado apenas 10 minutos, pero si ellos no lo hacían alguien tenía que hacerlo», explicó Ortiz. Este abogado acudió a la estatua con un producto antigrafiti especial y estropajo blando para no dañar ni la piedra del pedestal ni el bronce de la propia estatua. «Normalmente se hace con agua caliente a presión, es más rápido y queda perfecta, pero yo no tengo esa posibilidad», indicó Ortiz.

«Dividen a la gente»

Para él, la decisión de no limpiar la estatua «es un problema político, de aplicar una política absurda, parcial y sectaria. Ni siquiera tiene que ver con los toros en sí», lamentó ayer Ortiz, que criticó que actuaciones municipales como esta «dividen a la gente». «Cada partido actúa a favor sólo de los suyos, sólo motivan revanchismo y odio», explicó.

Y es que la realidad es que el Consistorio no dispone de una contrata dedicada al mantenimiento de este tipo de piezas desde diciembre de 2016, como publicó ayer este diario. El concejal Félix Crespo criticó el pasado miércoles la demora de estas tareas. La concejal de Patrimonio, Glòria Tello, contestó a las preguntas de la edil popular Beatriz Simón el pasado 19 de julio. La respuesta señaló que en «diciembre de 2016 finalizó el contrato de limpieza y se está tramitando otro plurianual para lo que queda de 2017 y 2018. Todavía no se ha aprobado. Cuando esté y en función de la capacidad de gestión y por orden según el valor patrimonial, se irán limpiando los monumentos y mobiliario de carácter artístico de la ciudad».

Crespo señaló que «parece que para este tripartito no es prioritario destinar 300 euros a restaurar el patrimonio valenciano pero sí destina más de 400.000 euros a los gastos de todo lo relacionado con la II República». Como manifestó un compañero de la concejala Tello, «tenemos una hoja de ruta que cumplir y nos debemos a nuestros votantes». Otros monumentos están también sucios de pintadas. Un ejemplo se encuentra en la base del Parotet, la escultura de Miquel Navarro en el cruce de la calle Padre Tomás Montañana y la avenida de Francia. Los puentes históricos del viejo cauce han sufrido numerosas veces la acción de los grafiteros. Con la cifra de 300 euros se refirió a la anterior factura pagada por el Consistorio de la limpieza de esta escultura, atacada al menos tres veces por los antitaurinos. En la última ocasión resultó manchada con pintura plateada en la parte frontal, tanto en la figura como en la peana.

Ortiz y sus amigos utilizaron un producto especial para eliminar grafitis de los muros

Crespo recordó que la asociación Amigos Montoliu-Curro Valencia ha intentado que se limpie la escultura. La entidad difundió un escrito donde se señala que «consideramos de vital importancia que las peñas y asociaciones taurinas cursen una petición de reparación de la escultura para que se una vez por todas, se vea la imagen original y no la degradante que ahora se aprecia». Los ataques antitaurinos se han dado en otras ciudades españolas: «En Sevilla, con el ataque al monumento a Curro Romero, las esculturas que presiden las explanadas en recuerdo de toreros, también fueron atacadas por antitaurinos».

Fotos

Vídeos