Las obras para la EMT en Porta de la Mar, bajo sospecha

Los dos nuevos carriles bus en la calle Palacio de Justicia la semana pasada. /LP
Los dos nuevos carriles bus en la calle Palacio de Justicia la semana pasada. / LP

Un juzgado investiga la reforma del entorno del jardín de la Glorieta tras la denuncia de que carecen de permiso

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Un juzgado de Valencia ha requerido al Ayuntamiento para que entregue todo el expediente relativo a la construcción de dos macroparadas de la EMT en la plaza Porta de la Mar y la calle Palacio de Justicia. La investigación se produce a raíz de una denuncia del grupo popular donde se asegura que la intervención se realiza en una zona protegida por su valor patrimonial y monumental sin el obligado permiso de la Conselleria de Cultura.

El concejal de esta formación Alberto Mendoza afirmó sin fisuras que «esa obra es ilegal» por los motivos citados, para asegurar que antes de la ejecución del proyecto «la concejalía de Movilidad debería haber tramitado todos los permisos, lo que a nuestro juicio no ha hecho».

El delegado de Movilidad, Giuseppe Grezzi, ha defendido en diversos debates plenarios que tanto estas macroparadas como la que ya está en servicio en la plaza de Tetuán cuentan con permiso de la Generalitat, en concreto porque no requieren de un permiso específico.

En una reciente resolución del Síndic de Greuges esta entidad pedía al Consistorio que resolviera la legalización de esta última parada de 15 metros enfrente de Capitanía General, dado que el visto bueno de la Administración autonómica se refería a una marquesina de cinco metros, lo que después fue modificado por la EMT.

Mendoza destacó que «todo el proceso es muy confuso y por eso es necesario aclararlo; estamos hablando de un entorno protegido muy valioso y entendemos que la manera en que se está haciendo no es la correcta». Las obras están muy adelantadas y fueron aprobadas en noviembre del pasado año con un importe de 443.000 euros.

Consisten básicamente en la creación de un carril bus en contradirección que sale de la plaza América, recorre la calle Navarro Reverter y pasa por la plaza Porta de la Mar, donde se ha construido una gran parada. Sigue después por la calle Palacio de Justicia en dirección a Paz.

En la penúltima calle ya existía un carril bus, por lo que se ha tenido que hacer uno doble para permitir esa entrada en contradirección, necesaria para la gran remodelación de líneas de la EMT que afectará entre otras zonas a la plaza de la Reina. Eso ha dejado dos carriles para el tráfico privado en dirección a la calle Colón. Las obras de urbanización ya están acabadas y sólo falta la colocación de las marquesinas.

El grupo popular denunció también las obras realizadas en la plaza Tetuán y se está a la espera de una resolución. En el caso de Porta de la Mar, la Conselleria de Cultura tiene sobre la mesa una petición para que proteja el arco del triunfo obra del arquitecto Javier Goerlich con la calificación de Bien de Interés Cultural. Los promotores de la propuesta quieren paralizar la finalización de las macroparadas de la EMT, al considerar que atentan contra la visión del bien patrimonial.

El monumento fue construido en 1946 en el solar donde se encontraba la antigua Puerta del Mar, que conducía a los Poblados Marítimos por el entonces arquitecto mayor de la ciudad, Javier Goerlich. Incluía la leyenda «en memoria de los Caídos por Dios y la Patria durante la Guerra Civil Española», eliminada cuando fue desmontada durante las obras de la línea 5 del metro.

Las macroparadas de Porta de la Mar y la Glorieta darán servicio al menos a ocho líneas de la EMT, con una instalación de unos veinte metros de longitud, marquesinas y adaptadas para el transporte accesible. La empresa no ha comunicado cuando las pondrá en servicio.

Fotos

Vídeos