Un juzgado avala completar el Parque Central tras el recurso de una empresa

Obras de la primera fase del jardín, con la zona afectada en primer término. / Valencia parque central

El fallo desestima la suspensión cautelar de las obras pedida en varias parcelas y permitirá completar las instalaciones del jardín

P. MORENO Valencia

La empresa adjudicataria de las obras del Parque Central, en la fase que recae a Ruzafa, podrá terminar a tiempo la urbanización del gran jardín como estaba previsto. El juzgado de lo Contencioso número 2 de Valencia ha decidido desestimar la petición de suspensión cautelar que había realizado una empresa, contraria a la reparcelación aprobada en algunas parcelas.

La cuestión se podía haber complicado mucho dado que los 4.000 metros cuadrados se encuentran en la parte que recae a la avenida Peris y Valero y la calle Doctor Domag, es decir, el retraso afectaría a uno de los accesos del parque, además de una zona de juegos infantiles y el arranque de un gran canal de agua, uno de los elementos principales del diseño de la paisajista Kathryn Gustafson que ya ha cobrado forma junto a la calle Filipinas y Giorgeta.

La empresa, un concesionario de automóviles que utiliza parte de la parcela a modo de aparcamiento, tiene un plazo de 15 días para presentar un recurso de apelación, extremo que ayer no pudo averiguar este periódico. El juzgado ha señalado que predomina el interés general para que continúen las obras, al margen de que el asunto judicial siga su curso.

El concesionario, que también ha recurrido el proyecto de reparcelación, había pedido que no se ejecutara hasta que se resuelva ese recurso. Pedía que no se ocuparan las parcelas donde tiene su actividad y que, tras la reparcelación, son ya propiedad municipal y ocupan suelo dotacional con la gran zona verde.

La previsión es que el parque abra al público en el primer trimestre del próximo año, aunque todo dependerá de la climatología para favorecer la plantación del arbolado y los setos. En total se habla de un millar de árboles y 85.000 arbustos, un proceso que ya se ha iniciado.

El juez estima que debe primar el interés general al desarrollo urbanístico del municipio frente a los intereses particulares, para considerar que el perjuicio que alega el concesionario es económico y no es irreparable en el caso de que hubiera una sentencia que estimara sus pretensiones. Tampoco la ejecución de la reparcelación y la ocupación de las parcelas necesaria para concluir el parque produciría un cierre de la actividad comercial ya que, según el auto, la mayor parte de esa actividad se realiza en terreno no afectado por la reparcelación.

La imposibilidad de las empresas de entrar en la zona citada ha impedido hasta ahora por ejemplo acabar uno de los muelles de carga, en concreto el que discurre junto al arranque del paso elevado de Giorgeta. Una vez que se entre en las parcelas en conflicto también se completará el tendido subterráneo de varios servicios públicos.

La previsión de la sociedad Parque Central es promover una serie de subastas de solares públicos a principios de 2018, con el fin de conseguir financiación para el jardín, que ahora se construye con un adelanto de las instituciones socias. Todavía no se ha fijado el precio.

Fotos

Vídeos