El PP insiste en la salida de Fuset y Ribó de la Junta Central Fallera

Félix Crespo, en un pleno municipal. / irene marsilla
Félix Crespo, en un pleno municipal. / irene marsilla

Félix Crespo critica que el Ayuntamiento haya escondido la sanción durante meses pese a las continuas solicitudes del grupo municipal popular

Á. S. VALENCIA.

El grupo municipal popular volvió a pedir ayer la salida de Joan Ribó y Pere Fuset de la Junta Central Fallera tras la sanción de la Agencia Española de Protección de Datos. Fue el concejal Félix Crespo quien ayer dijo que con la resolución finalizan «seis meses de absoluta falta de transparencia y obstruccionismo del alcalde en relación al expediente de sanción que generó en agosto de 2017 por la realización de la encuesta fallera y que en innumerables ocasiones ha denunciado este grupo municipal».

El edil popular dijo que han sido seis meses «de absoluta connivencia entre los miembros del tripartito, ocultando una sanción gravísima contra el Ayuntamiento con la excusa de salvaguardar la estrategia jurídica, cuando más pronto que tarde íbamos a conocer la resolución definitiva en un tema de interés general que afectaba directamente a los derechos fundamentales de los valencianos».

Crespo añadió que la agencia, además de cuestionar el contenido del contrato formalizado con la empresa y responsabilizar única y exclusivamente al Ayuntamiento como quien decidió y realizó el contenido de la encuesta, desmiente a Ribó y Fuset «cuando éstos alegaban que se había realizado con el mismo procedimiento que la del CIS, desmontando una a una las diferencias». «Las continuas mentiras y negaciones de acceso al expediente, tanto de Ribó como de Fuset deja bien a las claras ante el mundo fallero que tenemos un presidente nato y ejecutivo de Junta Central Fallera que no son merecedores de seguir ni un minuto más al frente de las Fallas», comentó Crespo.

El concejal popular aseguró que la agencia «ha desmontado el discurso victimista y ridículo de Ribó, en relación al pasado político de la directora de la agencia, cuando detalla en la resolución otro caso de denuncia al infobarómetro realizado por el Ayuntamiento e indica que fue archivada y del mismo modo fue archivado otro expediente abierto por encuestas realizadas sobre apartamentos turísticos, también elaborada por el Ayuntamiento de Valencia».

Para finalizar Crespo preguntó al alcalde sobre «si además del coste del contrato de la encuesta fallera sancionada, va a continuar generando gasto a los valencianos con el recurso contencioso administrativo en la Audiencia Nacional, por el simple capricho del alcalde».

«Dejen en paz a los falleros»

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia Fernando Giner exigió ayer a Ribó que «deje en paz a los falleros». «El dinero público no está para adoctrinar a los ciudadanos, que es lo que pretende Ribó una y otra vez», según Giner. «Él no nos tiene que decir cómo tenemos que vivir nuestras fiestas», añadió el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia.

Fotos

Vídeos