El inicio de las obras en La Fe de Campanar se retrasa

Vista de uno de los pabellones del antiguo complejo sanitario La Fe, en Campanar. /Jesús Signes
Vista de uno de los pabellones del antiguo complejo sanitario La Fe, en Campanar. / Jesús Signes

La Conselleria de Sanidad señala que los plazos que se ofrecieron al presentar el proyecto en julio de 2016 eran aproximados

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

«Construir antes que destruir». Es el principio sobre el que la consellera de Sanidad, Carmen Montón, fundamentó el proyecto para reactivar el antiguo Hospital La Fe en el barrio de Campanar. La primera intervención, según las previsiones que se dieron a conocer, es la rehabilitación del bloque recayente a la calle Joaquín Ballester para convertirlo en área de Urgencias. Esas obras tenían señalado su inicio en el tercer trimestre -el pasado- de este año. Pero la propia consellera de Sanidad señaló el jueves en rueda de prensa que todavía no han arrancado.

Carmen Montón a preguntas de LAS PROVINCIAS sobre si ya habían dado los primeros pasos para rehabilitar el pabellón de la calle Joaquín Ballester del antiguo complejo sanitario, señaló: «Las obras, no». A ello añadió que en estos momentos «estamos en la última parte del proceso administrativo».

El departamento autonómico presentó el plan de actuaciones previstas para La Fe de Campanar en julio del año pasado. La documentación facilitada en ese momento señala que estaba previsto el inicio de obras en el mencionado edificio el «tercer trimestre de 2017».

El plan para reactivar el complejo de Campanar necesita dos legislaturas para estar terminado

Ahora ya ha transcurrido ese periodo y no han comenzado. En cuanto a la posibilidad de que se inicien ya esas actuaciones o de que se disponga de fecha para ello hay poca concreción. Montón aclaró al respecto que «Campanar va bastante en tiempo y forma. En estos momentos confío en que vamos a ir cumpliendo los plazos». Con posterioridad a la rueda de prensa puntualizó a LAS PROVINCIAS que las fechas que se dieron a conocer en julio de 2016, cuando se presentó la iniciativa, eran aproximados, en tanto que antes de que los albañiles lleguen al edificio son necesarias otras gestiones.

Un proyecto de siete años

El plan de intervenciones en el complejo que pasará a llamarse Espai de Salut Campanar Ernest Lluch, tendrá que esperar dos legislaturas -esta y la siguiente- para estar terminado. Conforme a los plazos que se anunciaron serán necesarios siete años hasta completar las tres fases que completarán las actuaciones. La primera se espera que concluya cuando la actual legislatura llegue a su término.

Durante aquel anuncio también se dio a conocer que se convocaría un concurso de ideas para definir el nuevo espacio sanitario. La propuesta en busca de autor del diseño de los edificios -cuatro hospitales de día para trastornos mentales, un área de crónicos, centro de estudios de salud o una casa del paciente- que se levantarán en Campanar. La convocatoria se espera en noviembre y el ganador se conocerá el próximo junio.

La actuación está presupuestada en 146 millones y comporta un nuevo complejo en la zona hoy libre de edificación, rehabilitación de tres de los pabellones actuales y el derribo del resto de las instalaciones tras la retirada de amianto.

Las obras del pabellón de Joaquín Ballester tenían que arrancar en el tercer trimestre

Los primeros trabajos persiguen, como ya se ha apuntado, la rehabilitación del edificio recayente a la calle Joaquín Ballester, donde se instalará una unidad de Urgencias provisional, que con posterioridad se retirará. Para el cuarto trimestre de este año, el que en estos momentos nos encontramos, el programa de actuaciones prevé e inicio de las obras del que fue el hospital de rehabilitación.

También se contempla la mejora del estado del pabellón de investigación, que acogerá los servicios de emergencias SAMU y la unidad de detección del cáncer de mama. El pabellón que acogía los servicios de informática es el tercero que se recuperará para su uso. Las actuaciones comportan que al mismo tiempo que se van realizando las obras arrancarán las «actuaciones paralelas» como es el proceso para retirar el amianto de los antiguos edificios.

Fotos

Vídeos