Inician las tareas previas al desmontaje de las pasarelas de la avenida del Cid

Construcción del paso de peatones provisional, este jueves. / damián torres
Construcción del paso de peatones provisional, este jueves. / damián torres

La retirada de la estructura de hormigón se hará de noche y la asociación de vecinos de Nou Moles mantiene su rechazo al proyecto

P. M.

valencia. La empresa Pavasal ha iniciado esta semana la construcción de un paso de peatones provisional a la altura del parque Oeste, en la avenida del Cid. La actuación supone el pistoletazo de salida para el desmontaje de la primera pasarela peatonal, una inversión que se extenderá a otras cuatro con un coste conjunto de 400.000 euros.

La intención es eliminar las estructuras de hormigón y sustituirlas por pasos de peatones, que se urbanizarán de manera definitiva después de cada desmontaje. La primera retirada podría dejarse para después de Navidad, indicaron fuentes municipales, aunque el calendario está todavía por cerrar con la empresa. Lo que sí está claro es que se retirarán todas menos la pasarela más próxima al nuevo cauce, pese a la oposición de algunas asociaciones de vecinos de la zona.

Una de ellas es la entidad vecinal de Nou Moles, cuya presidenta, Casilda Osa, recordó ayer que esperan todavía una «explicación convincente» de los responsables municipales sobre las ventajas de retirar las pasarelas. «Las pusieron precisamente porque aumentaron los atropellos, veremos qué pasa ahora», comentó. Además, dudó de que «todos respeten el disco en rojo para los peatones y seguro que muchos querrán cruzar indebidamente».

Los pasos, tanto los provisionales como los definitivos, tendrán zonas de descanso en la mediana. Su construcción definitiva no supondrá el estrechamiento de la calzada, aunque otra cosa es que los cuatro pasos regulados por semáforo no provoquen retenciones de tráfico.

La avenida del Cid es el principal acceso de Valencia en intensidad de la circulación, con una cifra que supera los 100.000 vehículos diarios en los dos sentidos. El proyecto municipal busca reducir la velocidad del tráfico y facilitar a medio plazo incluso la reurbanización como un bulevar, aunque la realidad actual es que se elevará el riesgo de atascos por las interrupciones.

Fotos

Vídeos