Inician las obras para los cambios de líneas de la EMT

Obras en Navarro Reverter, ayer por la mañana. / lp
Obras en Navarro Reverter, ayer por la mañana. / lp

Navarro Reverter tendrá un carril para permitir la circulación de autobuses en dirección contraria al resto del tráfico y acortar el acceso al centro

P. M.Valencia

Con un presupuesto de 443.000 euros, la empresa Pavasal inició ayer la reurbanización de una zona de Navarro Reverter, entre la marginal derecha del viejo cauce y la plaza Porta de la Mar, con el propósito de habilitar un carril bus en contradirección que facilite el acceso de las líneas de la EMT al centro. Una excavadora comenzó a picar la acera en la parte que recae al puente de las Flores, una actuación que tendrá su elemento principal en una gran parada de transbordo junto a la Glorieta.

Esta intervención necesita del permiso de la Conselleria de Cultura, indicaron fuentes del grupo popular, un permiso que «todavía no se ha producido». La concejalía de Medio Ambiente sí que ha autorizado este equipamiento junto a un jardín histórico, con la condición de que no se hagan los aseos previstos para conductores. De esta manera se evita cualquier riesgo de afectar a las raíces de los ficus centenarios del parque.

La previsión de la empresa era poner en marcha este itinerario junto a la remodelación de ocho líneas, algo planificado para febrero, aunque las mismas fuentes dudaron de que se puedan cumplir los plazos. Este martes, el gerente de la EMT, Josep Enric Garcia, acudió a la junta municipal de Tránsitos para explicar estos cambios, donde lo más significativo será la fusión de algunas líneas para hacer itinerarios más largos. Una de ellas, la 25, entrará precisamente por Navarro Reverter hacia el centro, aunque todavía quedan muchas incógnitas por contestar sobre el siguiente cambio, el motivado por la reforma de la plaza de la Reina.

«¿Entrarán algunas líneas por la calle Colón? ¿Habrá más intercambiadores?», fueron algunas de las cuestiones lanzadas por la asociación de comerciantes del centro, un asunto que quisieron debatir en la última Mesa de la Movilidad de Ciutat Vella sin éxito. Sí se sabe que los autobuses de líneas más largas tendrán de manera preferente autobuses articulados, previstos en una próxima compra dentro de un lote de 35 vehículos híbridos.

Desde el grupo popular insistieron en que la macroparada de la plaza Tetuán «tiene pendientes varios informes, como uno del Ministerio de Defensa por su proximidad a Capitanía General. En el caso de lo que quiere hacer el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, en Porta de la Mar, la ausencia de autorizaciones es todavía más grave».

Fotos

Vídeos