Hosteleros de Ruzafa reconocen «abusos» con las terrazas

Terrazas en una de las calles de Valencia, el pasado miércoles. /Juan J. Monzó
Terrazas en una de las calles de Valencia, el pasado miércoles. / Juan J. Monzó

Bares y restaurantes aceptan la limitación de espacio que propone el Ayuntamiento para evitar la saturación en varias esquinas del barrio

ÁLEX SERRANO VALENCIA.

Los hosteleros de Ruzafa han recibido con agrado el anuncio del Ayuntamiento de Valencia de que va a revisar la extensión de más de un centenar de terrazas en el barrio después de la reunión del concejal de Espacio Público, Carlos Galiana, con vecinos y empresarios del sector del pasado martes. El presidente de la Asociación de Hosteleros de Ruzafa, Diego Infanta, reconoció que hay locales que han «abusado» y han colocado terrazas demasiado grandes, por lo que entiende la labor de vigilancia que va a realizar el Consistorio.

«Puede ser impopular, pero la verdad es que me parece bien», explicó el presidente de la entidad, que puso hincapié en la buena relación que une a su asociación con la de vecinos, con quienes incluso comparten local en el barrio. «Lo cierto es que ha habido mucha gente que ha puesto terrazas más grandes de la cuenta y cuando se lo hemos dicho no nos han hecho caso», comentó Infante.

El dirigente de los hosteleros del barrio insistió en las distintas campañas que han puesto en marcha para mejorar la convivencia en el barrio, sobre todo dirigidas a controlar el ruido que hacen quienes consumen en las terrazas, que han pasado de 700 antes de la Ley Antitabaco a más de 4.000, según Infante: «Ahora mismo acabamos de poner en marcha una con pegatinas para las mesas donde se recuerda el horario de cierre de las terrazas, pero no ha venido nadie a recogerlas a la sede de la asociación».

Un paseo por el barrio revela que determinadas esquinas están saturadas y que son los propios hosteleros los más interesados en que se controle la extensión de determinadas terrazas. «Sí, sí, que lo controlen que hay algunos que... vaya tela. Tenemos que pagar justos por pecadores y no tengo ganas», lamentaba ayer el dueño de uno de los locales de la calle Cuba que no quiso desvelar su nombre. Otros encargados de establecimientos de la zona, además, insistían en que si les reducen la terraza, tendrán que pedir la devolución del dinero, una cuestión a la que abrió la puerta el concejal Galiana el pasado miércoles.

El Ayuntamiento revisará en los próximos meses decenas de terrazas de Ruzafa que aún hay que visitar para comprobar las dimensiones y adaptarlas a la ordenanza de 2014, que dice que únicamente se pueden poner en la calle tantas como mesas haya en el interior multiplicado por un coeficiente determinado que es 1,6. Muchas de las terrazas de Ruzafa, aunque no todas, superan la dimensión necesaria, porque aseguran desde el Consistorio que años de permisividad del gobierno municipal del PP habían conseguido que cientos de terrazas en toda la ciudad pidieran más mesas de las que deberían corresponderles. Según la ordenanza anterior, la cantidad de sillas y mesas que se podían colocar en la calle dependían de la anchura de la vía o de otras características, lo que daba lugar a terrazas sobredimensionadas.

Más noticias de las terrazas en Ruzafa

Fotos

Vídeos