Los hosteleros entregan miles de firmas para aparcar en el carril bus por la noche

Los empresarios, ayer, antes de presentar las firmas en el Consistorio. / juan j. monzó
Los empresarios, ayer, antes de presentar las firmas en el Consistorio. / juan j. monzó

Los empresarios del ocio nocturno exigen una reunión con Grezzi mientras el concejal insiste en que no va a revocar la medida

ÁLEX SERRANO

valencia. La polémica decisión del concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, de prohibir aparcar en la mayor parte del carril bus durante la noche sigue levantando ampollas. Tras meses luchando contra la bajada en sus negocios por la medida, los hosteleros y locales de ocio nocturno de la ciudad han recogido un total de 6.000 firmas que presentaron ayer en el Ayuntamiento de Valencia para exigir al Consistorio que dé marcha atrás en la prohibición y que el edil de Compromís se reúna con las asociaciones, algo que, dicen, no ha hecho todavía. Horas después de recibir las firmas, fue el mismo edil de Movilidad quien aseguró que la medida no va a cambiar «porque es fruto de un estudio muy serio».

Representantes de la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) y de la Federación de Ocio, Turismo, Juego, Actividades Recreativas e Industrias Afines de la Comunidad Valenciana (FOTUR) presentaron ayer por registro de entrada en el Ayuntamiento de Valencia un total de 6.000 firmas contra la medida. Las firmas, presentadas por los los presidentes de FEHV, Manuel Espinar, y de FOTUR, Víctor Pérez, han sido recogidas durante los últimos meses entre los clientes de locales de hostelería de la ciudad de Valencia, especialmente de las zonas más afectadas por la medida como son Cánovas, Ruzafa, Gran Vía y el Carmen. También se han recogido vía online a través de la plataforma Change.org.

Las firmas llevaban por objetivo trasladar nuevamente el malestar y las pérdidas económicas que ha supuesto para el sector hostelero de la ciudad de Valencia esta medida puesta en marcha por el Consistorio de manera «arbitraria y unilateral sin el consenso de hosteleros, vecinos y consumidores». Desde ambas entidades se lamentó que, meses después aprobarse la prohibición, las medidas alternativas propuestas por el Ayuntamiento se hayan mostrado insuficientes para paliar el impacto negativo que supone para lo locales de estas zonas la pérdida de plazas de aparcamiento. En este sentido FEHV y FOTUR instan al Ayuntamiento a llevar a cabo un plan integral de mejora del transporte público nocturno y reiteran al Consistorio la voluntad de retomar el diálogo para poder estudiar alguna de las propuestas realizadas desde el colectivo empresarial afectado.

El concejal Grezzi aseguró que la medida funciona «bastante bien». «Ha resuelto una serie de problemas: los peligros para coger el transporte público, las dificultades para las personas con movilidad reducida y las quejas de determinadas asociaciones de vecinos que protestaban por el botellón». El edil señaló que recibirá a los empresarios «cuando la agenda lo permita».

El representante de Ciudadanos Narciso Estellés tildó al concejal de «poco valiente» por no reunirse con las asociaciones y recordó que los aparcamientos cercanos a la zonas de ocio «están siempre completos antes de las 21.15 horas y se quedan cortos en plazas». El concejal Alberto Mendoza, del grupo municipal popular, destacó que Fotur intenta «dar a conocer unos datos para justificar el error de prohibir el aparcamiento nocturno en el carril bus». «Este Consistorio no es sensible a sus reivindicaciones», dijo.

Más

Fotos

Vídeos