Los hosteleros acuerdan revisar calle por calle las zonas saturadas de terrazas en Valencia

Calle peatonal con terrazas de bares en el centro de Valencia. / manuel molines
Calle peatonal con terrazas de bares en el centro de Valencia. / manuel molines

Vecinos y Ayuntamiento estudiarán que no se den más licencias para poner mesas en las calles en los puntos sobrecargados

Á. S.

valencia. Ayuntamiento de Valencia, vecinos, hosteleros y Policía Local se reunirán a finales de este mes en el primer encuentro de un grupo de trabajo conformado ayer para decidir qué hacer el barrio del Mercat con las terrazas. De la reunión mantenida ayer entre la Federación de Asociaciones de Vecinos, la concejalía de Espacio Público y la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) salió la disposición de esta última a que en determinadas zonas, saturadas de terrazas, no se pongan más sillas en la calle.

Juan Carlos Gelabert, presidente de la Asociación Empresarial de de Cafés, Bares y Cafeterías de Valencia y Provincia y representante de la FEHV en la reunión de ayer, se mostró dispuesto a que no se den más licencias en determinados puntos. «Entendemos perfectamente que el Ayuntamiento dijera que en algunas calles no se pueden poner nuevas terrazas. Todos tenemos que comprenderlo porque el dominio público es de todos los ciudadanos», comentó Gelabert.

La presidenta de la federación de vecinos, María José Broseta, explicó ayer que la creación de la mesa de trabajo les parece positiva «como un comienzo», aunque les gustaría que se unieran a ella «tanto la delegación de Protección Ciudadana como la de Contaminación Acústica, con el objetivo de que haya una verdadera coordinación que haga que las medidas que se vayan tomando sean efectivas». La presidenta vecinal insistió de nuevo al concejal de Licencias, Carlos Galiana, en la importancia de tener un censo de locales con terraza y con sus características que sea público, un documento que volvieron a solicitarle con el objetivo de evitar abusos por parte de determinados locales que en un momento dato pueden ocupar más espacio del que tienen asignado. Broseta también recordó que la ciudad tiene otros problemas, como el botellón o los apartamentos turísticos ilegales.

Fotos

Vídeos