El Hospital de Alzira informa en una carta de la pérdida de servicios tras la reversión

Fachada principal del Hospital de La Ribera, en Alzira. / F. García
Fachada principal del Hospital de La Ribera, en Alzira. / F. García

El gerente remite una misiva en la que agradece su confianza a los usuarios y confirma que se perderá el portal por el que pueden interactuar los pacientes y el médico

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

La reversión del departamento de salud está cada vez más cerca. El próximo día 1 la gestión del Hospital de Alzira y los centros de salud del área dejará de ser privada para pasar a manos de la Conselleria de Sanidad. En este contexto el gerente del departamento, Javier Palau, ha remitido una carta a los usuarios de la Ribera en la que asegura la pérdida de servicios como el portal de salud, una herramienta informática que permite a los pacientes interactuar con los médicos.

El escrito de Palau -con fecha del pasado día 9- apunta una despedida de los ciudadanos de la Ribera a juzgar por las afirmaciones de las primeras líneas cuando advierte de que se dirige a ellos «para agradecerle su confianza». Revisa algunas gestiones realizadas y afirma que «desafortunadamente» los avances informáticos previstos como «el portal de salud» ya «no podrán ser una realidad en esta comarca», mientras que sostiene que en otros departamentos gestionados por Ribera Salud funcionan con éxito.

El portal al que hace referencia responde a un servicio que permite interactuar a los pacientes con el personal sanitario. Como informó LAS PROVINCIAS, fuentes de Ribera Salud apuntaron el temor a que este servicio pudiera desaparecer ante la equiparación del departamento con los de gestión directa, donde aseguraban que no se dan estos servicios.

La misiva señala que durante los años de actividad en la comarca Ribera Salud ha invertido 143 millones en la asistencia «con el fin de convertirla en referente» y asegura que el de La Ribera fue el primer hospital público de España «con historia clínica electrónica y radiología digital». Añade a estas cuestiones que ha creado 1.800 puestos de trabajo directos y «ha sido un importante motor de riqueza».

En el último párrafo del escrito dirigido a los usuarios afirma que no se han «querido marchar sin dejar elaborado el Plan Estratégico que debería ser puesto en marcha en La Ribera independientemente de quien gestione». Ese documento, según destaca Palau, supone un ejercicio de «ética y responsabilidad» que asegura han realizado con «la autoridad y perspectiva que tenemos después de gestionar durante 20 años».

También la consellera de Sanidad, Carmen Montón, habló ayer del proceso de reversión. Aseguró que ya tiene organizados hasta lo que queda de 2018 los turnos de trabajo de los profesionales de todas las categorías del departamento de La Ribera. Montón dio a conocer este dato durante los desayunos de la agencia Efe.

Durante la presentación de los proyectos finalistas para el diseño del futuro Espai Campanar Ernest Lluch, que reactivará el antiguo Hospital La Fe, también habló Montón de la reversión asegurando que a partir del 1 de abril el departamento de La Ribera funcionará como cualquier otro de gestión pública directa.

En cuanto a la incorporación de los trabajadores aseguró que se realizará a través de bolsa, como en cualquier otro departamento. Recalcó que en estos momentos se han realizado trabajos previos, pero será a partir del 1 de abril cuando se inicie la ocupación de puestos a partir de la bolsa: «Hasta que no tengamos la gestión pública directa no empiezan a ocupar su puesto de trabajo».

Insistió en que no hay nada nuevo, sino que se sigue «la hoja de ruta» que estaba planificada y ordenada y «vamos cumpliendo los tiempos que nos habíamos fijado para que funcione como un hospital más».

Durante el desayuno de Efe también apuntó que «no hay nada de lo que preocuparse, sólo celebrar que ese departamento va a ser tratado de una manera más cuidadosa, y con la apuesta de que recupere cuestiones que ahora son deficitarias como la atención primaria, especialmente en verano, cuando se resienten los consultorios auxiliares o los de la playa». Sobre la posición de Ribera Salud en todo el proceso, dijo que han «echado de menos un poco de colaboración», aunque a poco más de dos semanas de acabar el contrato «ya estamos en la recta final y no merece hacer más consideraciones».

Más

Fotos

Vídeos