La Guardia Civil asume el control de tráfico de la V-30 en un reparto de zonas con la Policía Local

P. M. VALENCIA.

Un convenio entre el Ayuntamiento y la Jefatura Provincial de Tráfico rubricado ayer servirá para delimitar de manera oficial las zonas de actuación de la Policía Local y la Guardia Civil en materia de circulación. La novedad más destacada es que toda la V-30 en la parte que recae a Valencia estará gestionada por la Benemérita, lo mismo que sucederá con la parte de la autovía de El Saler fuera de zonas urbanas.

A la Policía Local le corresponde la ordenación, vigilancia de tráfico y seguridad vial en el casco urbano y polígonos industriales del término municipal. Fuentes de la Delegación del Gobierno indicaron que ante «cualquier congestión en los accesos al núcleo urbano, el Centro de Gestión de Tráfico del Ayuntamiento y la Central C.O.T.A. del Subsector de Tráfico, gestionaran conjuntamente las medidas que se precisen con el objetivo de restablecer la seguridad y la fluidez en dichas vías.

El delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, presidió la firma del acuerdo para señalar que el acuerdo «aclara la delimitación de competencias». La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se encargará de la ordenación, vigilancia del tráfico y la seguridad vial, instrucción de diligencias e informes en accidentes en todas las vías interurbanas.

Fotos

Vídeos