Giuseppe Grezzi pide que la DGT incorpore las señales inventadas para el anillo ciclista

Uno de los semáforos ámbar para peatones instalados en la calle Chiva. / Irene Marsilla

El concejal reconoce que las advertencias de preferencia para bicis no existían antes de ser instaladas en el carril el pasado mes de marzo

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

valencia. El Ayuntamiento de Valencia solicitó a la Dirección General de Tráfico que incorporara al catálogo las señales inventadas por Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad Sostenible, para el anillo ciclista. Lo hizo tras su instalación, cuando era consciente de que no existían. Así se desprende de una nota de prensa enviada ayer por la propia concejalía a los medios, en las que aseguran que la DGT «incorporará» las señales inventadas a su nuevo catálogo, algo que según ha podido saber este diario no ocurrirá, como pronto, hasta mediados de 2018.

Fue la propia regidoría la que se dirigió al Ministerio del Interior en marzo para la posible incorporación de la señal inventada en el catálogo, al suponer «un paso lógico en la evolución de la señalética vial que ha ido incorporando todos los cambios que se han producido en ciudades y carreteras durante los últimos años». Sin embargo, desde la concejalía reconocen que Interior la había propuesto «por su parte» previamente.

De todo ello tuvo constancia esta misma semana la concejalía durante una reunión convocada por la DGT para abordar la redacción del Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta para España, en la que los técnicos del departamento fueron informados de la incorporación de ésta y otras nuevas señales.

Grezzi señaló ayer, a través de un comunicado, que queda de manifiesto «que las políticas y medidas de la nueva corporación municipal están no sólo en la senda correcta sino que son un referente en el Estado, y que trabajamos además en total sintonía con la DGT». El edil consideró «normal» que se den situaciones como esta «cuando se trabaja pensando en el bienestar y la seguridad de la ciudadanía». «En la sociedad constantemente se están produciendo cambios y todo lo que es norma ha sido previamente algo novedoso», según Grezzi, que aprovechó para asegurar que las críticas recibidas por esta señal «no son una cuestión de partidos sino de mediocridad, y está claro que, desgraciadamente, aquí todavía hay quien prefiere poner en peligro la seguridad y la salud de las personas antes que reconocer y respaldar nuestro gran trabajo».

Estas declaraciones de Grezzi contrastan con las que dio en mayo, cuando este diario publicó las reservas de la Asociación Valenciana de Autoescuelas (AVAE) y de vecinos y oposición respecto a unas señales que no existían. En su momento, el edil se limitó a alabar el trabajo de los técnicos y de apoyarles ante las críticas recibidas.

No es la única señal viaria que ha inventado la concejalía de Movilidad Sostenible. Esta misma semana, el departamento que dirige Giuseppe Grezzi ha anunciado la instalación de tres semáforos especiales en las calles Chiva, Pintor Maella y San Rafael para delimitar una zona de preferencia peatonal permanente. Sin embargo, AVAE señaló también esta semana que esos semáforos, en ámbar parpadeante para los peatones, no existen. Según el Reglamento General de Circulación, para peatones sólo pueden ser o verdes o rojos. Fuentes de Movilidad, por su parte, explicaron que estos semáforos se han instalado para los conductores y que complementan el disco ámbar para vehículos que figura bajo ellos, por lo que no se tiene intención de retirarlos al considerar que no incumplen la ley respecto a señalización viaria.

Fotos

Vídeos