Gran Bretaña toma medidas contra las denuncias falsas

Simon Marley, embajador británico en España, explicó ayer a través de una carta dirigida a los principales actores del sector turístico español las decisiones que ha tomado el gobierno de su país para acabar con las acusaciones falsas por intoxicación alimenticia que se llevaban sucediendo desde hace años y que han afectado notablemente al prestigio y a los ingresos de los establecimientos hoteleros españoles.

«Las medidas recientes que ha anunciado el gobierno británico ponen de manifiesto que nos estamos tomando este asunto muy en serio», aseguró Marley en el comunicado. Asimismo, recalcó que la gran mayoría de los turistas que visitan nuestro país no ponen ninguna querella ficticia pero que los que sí que lo hacen «podrán tener como consecuencia un procedimiento judicial en Reino Unido».

Antonio Mayor, presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Benidorm y la Costa Blanca (HOSBEC), afirmó ayer que «el número de demandas falsas por intoxicación ha bajado mucho este año y el problema parece que va a desaparecer». Según Mayor esto se debe a las presiones ejercidas desde las organizaciones de hosteleros españolas para que el gobierno británico tomase cartas en el asunto.

Fotos

Vídeos