Giuseppe Grezzi instala otro semáforo que no existe en el reglamento de circulación

El nuevo semáforo. / lp
El nuevo semáforo. / lp

La señal en ámbar intermitente para peatones se ha situado en el cruce entre las calles Pérez Galdós y Maestro Guerrero

I. D.

La Concejalía de Movilidad ha instalado otro semáforo más, en ámbar parpadeante para los peatones, que no existe en el Reglamento General de Circulación. La nueva señal se encuentra ubicada en el cruce de las calles de Pérez Galdós y Maestro Guerrero, por lo que se suma a las instaladas la semana pasada en las calles Chiva, Pintor Maella y San Rafael destinadas a delimitar una zona de preferencia peatonal permanente.

Sin embargo, no cumplen con la legalidad vigente. El ámbar intermitente significa, para los coches, extremar la precaución y, si es necesario, ceder el paso, según el artículo 146 del Reglamento General de Circulación. Pero no significa nada para los peatones. Así, el artículo 145, que habla de semáforos reservados para peatones, únicamente contempla luces verdes o rojas, para permitir el paso o impedirlo.

En el caso del semáforo de la calle Maestro Guerrero, hasta ahora había una caja doble: una para los discos en ámbar y otra para el cruce de peatones. Actualmente sólo existen los discos en ámbar para remarcar la preferencia del paso de peatones. Desde el departamento de Giuseppe Grezzi se señaló en su día que los semáforos se han instalado para los conductores y que complementan el disco ámbar para vehículos que figura bajo ellos, por lo que no se tiene intención de retirarlos al considerar que no incumplen la ley respecto a señalización viaria.

Ante esta situación, el concejal de Ciudadanos Narciso Estellés lamentó que Grezzi «sigue campando a sus anchas por Valencia con semáforos y placas ilegales. Al final le decimos alto y claro que lo que está haciendo va a acabar teniendo repercusiones legales».

Según el edil, «la ciudad no es un huerto de cultivo para experimentos de Grezzi con el tráfico y la seguridad vial y con el consentimiento de Ribó». «Desde Ciudadanos trabajamos para parar estas anomalías y actitudes dictatoriales y no descartamos ningún tipo de actuación para lograr este objetivo», añadió.

En este sentido, el edil recordó que tanto los semáforos como las placas no recogidas en el código de circulación «pueden ser peligrosos si se interpretan mal por desconocimiento de los ciudadanos. Pero además, todo esto es un síntoma del pensamiento de gente que se cree que puede hacer lo que quiera donde quiera. Esto es lo peligroso y es un síntoma de lo peor de la vieja política».

Fotos

Vídeos