Galiana al juez: «No tenía conciencia de hacer algo ilegal»

A. G. R.

valencia. El concejal de Mercados, Carlos Galiana, acudió ayer a declarar como investigado al juzgado debido a una querella por la supuesta comisión de un delito de prevaricación al rehabilitar la licencia de ocupación (la explotación del puesto) a titulares que habían perdido la concesión por no pagar las tasas a la Asociación de Vendedores del Mercado Central.

El edil se negó ayer a contestar a las preguntas del denunciante. Únicamente respondió las cuestiones planteadas por su letrado. «No tenía conciencia de que lo de lo que estaba haciendo fuera ilegal dado que venía con la firma del secretario municipal y no pensé en ningún momento que fuera contrario a derecho».

También ayer declararon otros responsables de su departamento, como la jefa de servicio. La investigada admitió que ella hizo la propuesta de resolución y que no cree que fuera contraria a Derecho. Por último, acudió el encargado de la tramitación de ambos expedientes y precisó que en todo este proceso han participado cuatro juristas y que, en ningún caso, tuvo conciencia de actuar contra la Ley. «Actuaba en el interés del buen funcionamiento del Mercado», subrayó.

La denuncia recoge que esos puestos deberían haberse subastado y el dinero ingresarse en las cuentas del Ayuntamiento. El procedimiento penal se inicia por parte de un empresario afectado por el cierre de un bar en la fachada del recinto comercial. El hombre acumula diversas actas administrativas por incumplimiento de ordenanzas así como denuncias de la Policía Local de Valencia desde el año 2008. Otro juzgado ya archivó una denuncia por hechos similares. Entonces se trataba de irregularidades en relación con traspasos de paradas en la instalación.

Fotos

Vídeos