La jueza cita a declarar como imputado a Fuset por fraccionar contratos

El concejal Fuset, en una comparecencia en la sala de prensa municipal. / jesús signes
El concejal Fuset, en una comparecencia en la sala de prensa municipal. / jesús signes

Otro juzgado abre diligencias por los carteles de Fallas y pide al Ayuntamiento que le remita un expediente

A. RALLO/P. MORENO VALENCIA.

El concejal de Cultura Festiva de Valencia, Pere Fuset, afronta un complicado mes de marzo. Al estrés habitual de las Fallas, este año se le suman sus problemas judiciales que, sin duda, enturbian su gestión en el departamento municipal. La jueza de Instrucción 2, que analiza un supuesto fraccionamiento de contratos relacionados con la feria Expojove y otros eventos organizados por su departamento, le ha citado ya a declarar como investigado, según confirmaron ayer fuentes de la investigación. La cuantía de los contratos asciende a 218.061 euros en el periodo que va desde abril de 2016 hasta el pasado febrero. El edil tendrá que comparecer acompañado de su abogado a raíz de la denuncia que presentó Luis Salom, asesor del grupo municipal popular. Fuset aseguró ayer a LAS PROVINCIAS que desconocía su futura comparecencia.

Este es el asunto que, de entrada, más quebraderos de cabeza puede generar al edil de Compromís. De hecho, el juzgado encargó recientemente a la Policía un informe acerca de los beneficiarios de esas adjudicaciones para averiguar si existe una conexión entre el concejal y los empresarios que obtuvieron los encargos. Si el informe policial confirmara estos extremos, la investigación se extendería inevitablemente a un delito de malversación. De momento, las pesquisas se encuentran todavía en una fase inicial.

El fraccionamiento es una práctica en la Administración que consiste en dividir la adjudicación de un mismo servicio en varios contratos para evitar que el importe supere el límite de los contratos menores y el encargo deba salir a concurso. Además, la instructora ya acordó recientemente la comparecencia del Interventor del Ayuntamiento para que explique la actuación del área que controla el delegado de Compromís.

El edil de Cultura Festiva aseguró ayer que no había recibido la comparecencia

Los hechos denunciados se refieren a la contratación de servicios de personal para distintos eventos organizados por la concejalía de Cultura Festiva en el periodo citado y sin que en ninguno de los casos se produjera un concurso público. Al contrario de lo que sucedió con el gobierno del Partido Popular, donde una empresa se adjudicó en libre concurrencia el servicio de personal con un presupuesto de 100.000 euros, este mandato se decidió cambiar de sistema.

Más

En el periodo anterior se adjudicó la contrata para las necesidades del Ayuntamiento en eventos realizados en Reyes Magos, Fallas, Virgen de los Desamparados, Corpus Christi, Feria de Julio, 9 d'Octubre, Navidad y Expojove entre otros. El encargo se formalizó en abril de 2015 con la duración de un año sin posibilidad de prórroga.

La modificación del criterio tras la llegada del actual gobierno municipal supuso lo que la denuncia entiende como un fraccionamiento de contratos, incluso dentro del mismo evento. El concejal popular Félix Crespo denunció en mayo del pasado año el gasto de 90.000 euros de esta manera, una parte de lo que ha aflorado en una posterior investigación. «Fuset está contratando directamente a empresas y está incurriendo en fraccionamiento de contratos para no superar los 18.000 euros tan recurrentes para el tripartito», dijo entonces.

Otras causas abiertas

No es este el único asunto en el que su nombre aparece en una causa judicial. El juzgado de Instrucción número 20 de Valencia también mantiene abiertas unas diligencias para investigar otra actuación del edil de la coalición. En este caso se trataría de la adjudicación de los carteles de Fallas del pasado año. Las pesquisas se han iniciado, de nuevo, por una denuncia presentada por el grupo Popular.

Al parecer, lo que se investiga es por qué se adjudicó primero la creatividad, por un importe superior a los 4.500 euros, pero luego se facturó en total, cerca 20.000 euros por diferentes trabajos, uno de ellos relacionado con adaptar el diseño al plan de medios. Se da la circunstancia, según apuntaron algunas fuentes, que esos trabajos ya se encontraban recogidos en el objeto del primer contrato. En resumen, otro posible fraccionamiento de contratos.

Pere Fuset confirmó que el juzgado sí se había dirigido al Ayuntamiento para que le remitieran uno de los expedientes cuestionados. El edil se mostró tranquilo y reiteró que todo esto «forma parte de una estrategia del PP, que en este caso la ejecuta Salom» para poner en duda la actuación del gobierno municipal en Cultura Festiva.

Fotos

Vídeos