Pere Fuset culpa a la Policía Local de Valencia del retraso en informar del fallecido en Viveros

Pere Fuset, mostrando el plan de autoprotección de los conciertos de Viveros y el plan de emergencias, ayer en una rueda de prensa. / lp

El concejal elude responsabilidades y Menguzzato lamenta que no le preguntara por el accidente laboral en una reunión conjunta

Lola Soriano
LOLA SORIANO

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, eludió ayer cualquier responsabilidad en el accidente laboral con resultado de muerte acaecido durante el montaje de las gradas de los conciertos de Viveros. Fuset, como organizador de la Feria de Julio y del programa de conciertos, explicó que quieren «colaborar al máximo, a pesar de que no tengamos responsabilidad directa, como así lo han corroborado desde el servicio jurídico».

Fuset reconoció ayer que no recibieron comunicación oficial hasta la noche del lunes, cuando lo confirmó la concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato. El edil achacó a la falta de comunicación de la Policía Local el hecho de que Cultura Festiva no fuera informada de un suceso tan grave. «Este lunes, cuando vimos en redes comunicados de trabajadores de Viveros hablando del accidente contacté con el jefe de la Policía Local y me dijo que no tenía constancia».

Pasados 40 minutos «ya me confirmó que sí se había producido un accidente grave. Hablé con la concejal Anaïs Menguzzato y me dio a conocer el atestado», dijo. Fuset aseguró que había trasladado «a la concejal la necesidad de revisar y mejorar los protocolos de comunicación dentro de la policía para que si se produce un suceso de este tipo, haya una comunicación inmediata».

La concejal de Protección Ciudadana aludida, Anaïs Menguzzato, afirmó ayer que le causaba sorpresa que la concejal de Policía Local, «que no es responsable de la Feria de Julio ni de los contratos, tenga que dar explicaciones». Afirmó que la policía «tiene un protocolo muy estricto que se sigue a rajatabla. Se trasladó el atestado a la Policía Nacional y a las autoridades judiciales, pero que quede claro que la Policía Local no es un agente de comunicación». Y también indicó que lamentaba que «Fuset, teniendo interés por el tema desde el jueves, no me pidiera datos en una reunión que tuvimos el viernes y se esperara al lunes». Añadió que no quería hacer más manifestaciones «porque es importante la estabilidad del gobierno».

Por su parte, Fuset siguió justificando que no anunciara antes el suceso porque hasta el lunes sólo tenían rumores. Según el edil, «requerimos por escrito a la empresa adjudicataria e indicaron que no hubo ningún accidente y los productores que no contestaron por esta vía, descartaron de forma verbal la gravedad». Y fue el lunes cuando les requirió la documentación.

Sobre las críticas de la oposición por la falta de un expediente de las gradas, Fuset dijo que «no puede haber expediente porque el Ayuntamiento no las contrata, es una mejora de los promotores». Y añadió que cuentan con un plan de emergencia de los conciertos «y con uno de autoprotección, aunque nos dijeron que no era obligatorio». También apuntó que «una cosa es el accidente laboral y otra las gradas, que sí son seguras».

Malestar

El portavoz del grupo popular, Eusebio Monzó, apuntó que Fuset «no ha aclarado si los promotores tenían la resolución del expediente necesario para iniciar el montaje». En Ciudadanos, el portavoz Fernando Giner afirmó que «esto no es un gobierno serio. Es un grupo descontrolado que no está a la altura de lo que merecen los ciudadanos. Hay descoordinación». Rosa Albert, coordinadora de EU, dijo que «el gobierno no puede hacer dejación de la responsabilidad de evitar que las empresas que contrata expongan a sus trabajadores a riesgos a los que jamás deberían haberse expuesto».

Fotos

Vídeos