Fomento alerta de que la A-3 y la avenida del Cid sufrirán más accidentes y atascos

Cientos de coches acceden a Valencia por la avenida del Cid en una imagen reciente. / Jesús Signes
Cientos de coches acceden a Valencia por la avenida del Cid en una imagen reciente. / Jesús Signes

La Demarcación de Carreteras avisa al Consistorio de los riesgos tras desmontar las pasarelas peatonales

Álex Serrano
ÁLEX SERRANOValencia

Las colas de entrada a Valencia a lo largo de los días más complicados de la Semana Santa han sido constantes, como lo son todas las tardes, en la A-3 junto a la avenida del Cid. El desmontaje de las pasarelas peatonales ha causado importantes atascos en sentido entrada a la ciudad desde el primer día en que se pusieron en marcha los pasos peatonales, pero ahora es el Ministerio de Fomento quien alerta al Ayuntamiento de Valencia de que esta problemática se extiende más allá de los límites municipales de la ciudad y llega hasta la misma A-3, que une Valencia con Madrid y que es transitada cada día por cientos de miles de vehículos.

Un informe de la Demarcación de Carreteras del Estado de la Comunitat Valenciana, dependiente del Ministerio de Fomento, alertó al Consistorio, el pasado día 28 de marzo, de que la situación en la avenida «puede generar un aumento de la peligrosidad del tramo, principalmente por la mayor probabilidad de accidentes por alcance». «A la vista de lo expuesto, esta Demarcación considera conveniente informar al respecto para que se considerasen todos estos aspectos en la regulación de semáforos en sentido Valencia», termina el documento, firmado por tres ingenieros de caminos, canales y puertos del Estado.

Las claves

Más tiempo para cruzar la avenida.
Los pasos de peatones requieren más tiempo para cruzar, lo que amplía los minutos de retención.
Mayor probabilidad de accidentes.
El aumento de los atascos trae aparejada la subida de la probabilidad de accidentes, sobre todo alcances.
Avisos desde Madrid.
Fomento alerta de los atascos.

El informe señala que el desmontaje de las pasarelas conllevará un aumento del tiempo de parada de los vehículos para que los peatones crucen la calzada, lo que puede suponer «un aumento de las retenciones en la avenida y consecuentemente en la autovía en sentido de entrada a Valencia, especialmente en horas puntas». Fomento explica que el pasado mes de junio se llevó a cabo una campaña de aforos en la A-3, en diferentes puntos de la misma próximos al área metropolitana de la ciudad. Una campaña de aforos no es otra cosa que contar el número de coches que circulan por determinada vía. «En concreto se aforó en el punto kilómetro 350+800, en el entorno del enlace de Xirivella, junto a la entrada de Valencia, arrojando unos valores de intensidades medias diarias de 138.575 vehículos por día, con un porcentaje de pesados del 6,18%. De estos vehículos, por la calzada sentido Valencia circularon 51.898 vehículos por hora, con un porcentaje de pesados del 5%», indica el documento.

Los datos hablan de que casi 52.000 vehículos entran a la ciudad cada hora desde la A-3

Atascos en Semana Santa

Se da la circunstancia, además, de que el aviso llegó al Consistorio la semana en que comenzaban las vacaciones de Semana Santa. La preocupación en Fomento, según explican fuentes conocedoras de la situación, era que sobre todo en la operación retorno se formaran importantes atascos a la entrada de la ciudad, agravados por los nuevos pasos para peatones. La Semana Santa dio la razón a los técnicos de Fomento, con continuas retenciones sobre todo durante las operaciones salida y retorno, tal como habían advertido los ingenieros apenas días antes.

Y es que estas retenciones son muy habituales. Sin ir más lejos, ayer hubo dos kilómetros de atasco en sentido entrada, lo que complicó el acceso a la ciudad. La primera semana con los pasos de peatones en marcha y, por tanto, con las nuevas duraciones de los semáforos para facilitar el cruce de la avenida, se saldó con Los atascos, kilométricos, llegaron atascos kilométricos. Las retenciones llegaron hasta Quart de Poblet: hasta cuatro kilómetros, según los datos que ofrece en tiempo real la Dirección General del Tráfico, que relacionó los problemas de circulación directamente con los semáforos. Esta situación se repite durante las mañanas y en todas las horas punta.

Más

Fotos

Vídeos