La flota de la EMT crece en un solo autobús pese a los 113 anunciados

Varios autobuses circulan por Valencia, en una imagen reciente. / irene marsilla
Varios autobuses circulan por Valencia, en una imagen reciente. / irene marsilla

El número de vehículos se sitúa en 488, apenas 8 más que en 2014, y con una edad media más elevada que en 2016

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

Una flota de la Empresa Municipal de Transporte más envejecida y con apenas 8 autobuses más que en 2014. Los datos aportados por la misma EMT al Consejo de Administración de la misma revelan que pese a los constantes anuncios del concejal de Movilidad y presidente del mismo, Giuseppe Grezzi, de compra de nuevos autobuses, los vehículos o no llegan o no son suficientes para rejuvenecer la flota de la EMT. A más antiguos los autobuses, más averías sufren y más problemas de frecuencia se generan en las paradas de la red.

De hecho, entre 2016 y 2017 apenas hay un autobús más en funcionamiento: 488 por 489, respectivamente. Para 2016, 2017 y 2018, Grezzi ha anunciado la compra de 113 autobuses, muchos de ellos híbridos, pero como denuncian los sindicatos buena parte de estos vehículos no han llegado a la EMT. Para muestra, la edad media de la flota, que ha crecido. Desde su llegada, el concejal Grezzi ha hecho hincapié en el estado de la flota tras los últimos cuatro años de Gobierno del Partido Popular en la ciudad. Entre 2011 y 2015, según el edil de Compromís, no se compró ningún autobús, lo que motivó que Valencia tuviera una de las flotas de autobuses urbanos más viejas de toda España, con una edad media de en torno a 13 años cuando Madrid o Barcelona tienen unos autobuses urbanos con una edad media entre los 6 y los 8 años de antigüedad.

Así las cosas, Grezzi siempre ha hecho bandera del rejuvenecimiento de la flota de la EMT, algo que considera clave para mejorar el servicio a los viajeros, muy denostado tras los años del PP. Sin embargo, la realidad es distinta. En 2016, anunció la compra de 41 autobuses. En 2017, de 37, que habían de llegar a finales del pasado año, y para 2018 ha dicho que comprará 35 más. Pero mientras se cumplen las promesas en forma de anuncios del concejal de Movilidad, lo cierto es que la EMT está, hoy, más envejecida que en 2016.

Más de la mitad de los vehículos de la empresa tienen más de 15 años de antigüedad media

Así se desprende del informe de actividad de la empresa. En noviembre de 2016 había 488 autobuses en funcionamiento. El 40,3% de ellos tenían más de 15 años de antigüedad media. Se trata de los 152 Renault Citybus y los 45 Mercedes O-405-N2. Sin embargo, los datos octubre de 2017 no son mejores. De hecho, son mucho peores. Siempre según la información que facilita la propia empresa, un 56,8% de los autobuses de la flota tienen más de 15 años de edad. En concreto, los 45 Mercedes tienen ahora una edad media de 19,45 años, mientras que los 152 Renault Citybus se sitúan en los 17,27 años. Además, los Scania N 230, que en 2016 tenían una antigüedad media de 14,53 años, tienen ahora 15,44. La EMT no ha comprado ningún nuevo autobús de estos tres modelos, los más antiguos, pero tampoco ha adquirido nuevos híbridos: hay cuatro, como en 2016, con una edad media evidentemente superior.

Esta situación en la flota de la EMT afecta, evidentemente, a a las averías. En noviembre de 2016, hubo 1.711 asistencias en línea, de las cuales 1.267 son incidentes de mecánica, electricidad, carrocería o aire acondicionado. Un año después la cifra de averías ha crecido y ha pasado a 1.806, con un 30% más de colisiones que el pasado año (de 12 a 16), según los trabajadores de la EMT, provocadas por la velocidad a la que tienen que circular por las calles de Valencia para cumplir los horarios que impone la empresa.

Además, los problemas de averías afectan a la pérdida de horas y viajes. En octubre de 2017 se perdieron casi 10.000 trayectos, más de 310 al día, con los consiguientes problemas de frecuencias y de desajustes en la llegada a las paradas. Los sindicatos ya han alertado de que crecerán las quejas a pie de autobús con los cambios de líneas que Grezzi planea para la red de autobuses urbanos en 2018, incluida la creación de nuevos trayectos de gran longitud sin paradas en la plaza de la Reina.

Fotos

Vídeos