La Federación vecinal pide más medidas contra el ruido

P. M.

valencia. La presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta, reclamó ayer en la mesa redonda celebrada con los portavoces de los grupos municipales y el alcalde Joan Ribó, dentro de la Semana Ciudadana, una solución para la contaminación acústica que sufre Valencia, un problema que situó entre los más preocupantes para las entidades vecinales. «Hay muchas causas como el tráfico, las terrazas de los bares, los ruidos molestos que provienen de la construcción, los botellones o las fiestas de los barrios, pero de todas ellas, el ocio nocturno se ha convertido en el peor enemigo del bienestar de los vecinos», dijo.

Recordó que el ruido es la primera molestia ambiental en los países más desarrollados según la Organización Mundial de la Salud y ha llegado a convertirse en un problema de salud al demostrarse la relación entre los altos niveles de ruido y el aumento de enfermedades».

La dirigente vecinal señaló que los cambios en los patrones de ocio en la población juvenil «aumentan los efectos negativos del ruido en nuestras ciudades, sin que seamos conscientes de esta problemática y sus efectos adversos».

Broseta añadió sobre otros temas que el turismo «puede ser una fuente de prosperidad, pero con una buena gestión. Hay que controlar los abusos de una parte de los agentes que sacan beneficio económico de la industria turística. Hay que buscar el equilibrio entre la vida cotidiana en la ciudad y el turismo».

En su intervención comentó la «creciente preocupación» en torno a las medidas que se están implantando en Ciutat Vella y la futura accesibilidad al centro, sobre todo con el comienzo de las obras de peatonalización de las plazas de la Reina, Ciudad de Brujas y la del Ayuntamiento. «No vamos a consentir que se nos acuse de querer llenar la ciudad de coches y contaminación. No vamos por esa línea, pero exigimos un transporte público de calidad», para decir por último que en primer lugar «siempre ha de ir el peatón, a continuación el transporte público y tras él los medios de transporte no contaminantes; por último el vehículo privado».

Fotos

Vídeos