Fallece un montador de las gradas de Viveros reformadas por incumplir la normativa

Montaje del escenario y las gradas de los conciertos de Viveros. / irene marsilla

El trabajador ha permanecido una semana en coma en La Fe aunque el Ayuntamiento no pidió explicaciones a los productores musicales hasta ayer

Lola Soriano
LOLA SORIANOValencia

Un operario participante en la operación de montaje de las gradas de los conciertos de Viveros, incluidos en la Feria de Julio, falleció ayer tras permanecer una semana ingresado en estado de coma por un accidente laboral. El suceso tuvo lugar el pasado martes en los Viveros. El trabajador, un varón de unos 50 años, cayó desde una primera estructura de una grada en proceso de montaje. Según la Policía Nacional, la caída se produjo desde tres metros de altura.

El Centro de Información y Coordinación de Emergencias (Cicu) recibió el aviso a las 20.22 horas y el trabajador fue trasladado de urgencia por un traumatismo craneoencefálico al hospital La Fe, donde permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) hasta su fallecimiento.

Si bien el hecho se produjo hace una semana, el Ayuntamiento de Valencia -como organizador de la Feria de Julio- no hizo público el suceso hasta ayer, cuando emitió un comunicado donde anunció que había requerido información a la Asociación de Promotores Musicales de la Comunidad Valenciana (MusicaproCV), «como responsable del montaje y explotación de la grada que ofreció para la celebración de los conciertos». Indicaron que habían solicitado «información de la instalación y sobre el accidente laboral, así como las medidas de seguridad de sus montajes». En ningún momento hacen referencia al fallecimiento, aunque argumentan que «el Ayuntamiento se ha puesto a disposición de la familia».

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, explicó que a finales de la pasada semana «recibimos informaciones confusas por parte de terceras personas sobre un accidente. Hicimos unas primeras consultas pero no precisaron las consecuencias ni el alcance del accidente». Añadió que el lunes ya tuvieron verificaciones «y solicitamos una reunión de urgencia. Hemos hecho un requerimiento legal para que nos den información de las medidas de seguridad del montaje y del plan de protección de los trabajadores».

Precisamente ayer, antes del comunicado, un grupo de trabajadores colgó en redes un escrito en el que daban a conocer el suceso, indicando que el trabajador sufría una «muerte cerebral» y denunciaban «las condiciones precarias en que desarrollaba su trabajo» y también «la indiferencia que han mostrado los promotores y el Ayuntamiento».

Aunque el comunicado del Ayuntamiento no se hizo público hasta al mediodía, la primera actuación municipal ya se produjo al día siguiente del accidente laboral, ya que los Bomberos hicieron una primera inspección en Viveros y ya emitieron un informe negativo en el que obligaban al concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, a rehacer las gradas por no ser seguras, tal como publicó LAS PROVINCIAS.

De hecho, se realizaron dos informes negativos de Bomberos, uno del día posterior del accidente y otro del día 29, en el que se pidió a la empresa que remodelara las gradas. Entonces se alegó la deficiencia en materia de seguridad para el público, en concreto los pasillos de acceso. Según fuentes consultadas de los promotores musicales, los Bomberos alegaron «problemas de homologación de las gradas, ya que estas sí cumplían la normativa europea, pero pidieron que se adaptaran a las normativas valencianas y se tuvieron que desmontar».

Se planteó incluso el desmontaje definitivo, pero los técnicos aceptaron la anchura de los asientos y pidieron que se remodelaran los pasillos. Ya el día 3 de julio las gradas recibieron el visto bueno.

La instalación de las gradas y del césped artificial en la explanada fueron anunciados el 31 de mayor por el concejal Pere Fuset como una de las novedades de los conciertos.

Desde el grupo popular, el portavoz Eusebio Monzó y el concejal Félix Crespo, calificaron ayer los hechos como «muy graves» y pidieron que el alcalde Joan Ribó «explique por qué el Ayuntamiento ha tardado una semana en informar y por qué han hecho un apagón informativo». Añadieron que «no existía referencia alguna de las gradas ni en el protocolo de actuación municipal de la Gran Fira, ni en el pliego de prescripciones técnicas particulares que rigen el contrato de prestación de servicios de montaje de infraestructuras». Según dijeron, «nos tememos que dicha contratación, si se ha realizado, se ha podido realizar al margen del procedimiento de contratación y que no entra en el plan de seguridad de los conciertos».

Manuel Camarasa, concejal de Ciudadanos, indicó que quieren ver el informe de Bomberos que precisó la remodelación de las gradas. «Hemos solicitado los certificados de seguridad e instalación y copia del pliego específico, en caso de existir, de las condiciones técnicas del montaje. En el pliego de prescripciones técnicas no se incluye la instalación de las gradas». Avant Valencians también pidió la comparecencia de Ribó y el cese del concejal.

Reacciones

Fotos

Vídeos