Expertos europeos critican los carriles bici en doble sentido

Un ciclista recorre el anillo en Blanquerías. / damián torres
Un ciclista recorre el anillo en Blanquerías. / damián torres

El Foro Internacional de Transporte también asegura que los viales junto al tráfico son perjudiciales para la salud de los ciclistas

ÁLEX SERRANO VALENCIA.

Expertos europeos en urbanismo y movilidad critican los carriles bici en doble sentido y cerca de vías de circulación, justo como los está construyendo el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, en Valencia. Un estudio del International Transport Forum (ITF), que engloba a expertos de 59 países de todo el mundo, señala que los carriles bidireccionales «no están recomendados para su ubicación en la calle». «Los carriles bici de un solo sentido en ambos lados son la mejor práctica que debería ser elegida», indica el documento.

«Los carriles bici en dos direcciones a lo largo de la vía llevan invariablemente a maniobras poco convencionales en intersecciones o donde terminan los carriles. Estas situaciones suponen un riesgo importante de choques. Los carriles bici en dos direcciones a lo largo de carreteras deberían evitarse de manera general, a no ser que las ventajas estén muy claras o los problemas de espacio para dos carriles en una sola dirección sean insalvables», asegura el documento. No sólo el ITF, que forma parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, da estas recomendaciones. La organización ciclista nacional de Holanda, Fietsersbond, también recomienda carriles en un único sentido «especialmente en áreas con muchos cruces», según Theo Zeegers, integrante de Fietserbond. Otros países, como Canadá, también han descartado casi en todas las ciudades la construcción de carriles en doble sentido como los que Grezzi ha instalado en la ronda interior o pretende construir ahora entre la avenida del Cid y la plaza de San Agustín o en Reino de Valencia. Algunas urbes, como Ottawa, instalaron este tipo de carriles que se probó más tarde que provocaban más accidentes.

Mikael Colville-Andersen es director de Copenhagenize Design Company y trabaja como asesor urbanístico en materias de movilidad para ciudades de todo el mundo. Es además uno de los impulsores del término «copenhaguización» de las urbes, que supone hacerlas mucho más cómodas para ciclistas y peatones, como Grezzi intenta hacer en Valencia. Colville-Andersen también critica los carriles bici en dos sentidos. «No es posible que los carriles bici en dos sentidos que vemos en ciudades ciclistas emergencias los hayan puesto gente que sepa qué están haciendo o entiendan las necesidades de los ciclistas o que quieran que florezca el uso de la bicicleta», destaca Colville-Andersen: «Si alguien aboga por infraestructura así y cree de verdad que es buena es probable que no debieran estar abogando por infraestructuras ciclistas».

Más contaminación

Distintos informes europeos también apuntan que los carriles bici han de construirse lejos de calles con mucho tráfico porque los ciclistas están más expuestos a la polución y, además, durante más tiempo. En Valencia hay carriles bici junto a vías muy transitadas como Colón, Blasco Ibáñez o Guillem de Castro y, además, se planean nuevos viales junto a otras grandes venidas como .las grandes vías.

«La exposición a los contaminantes aéreos es producto de la concentración de los mismos y la duración», explica el informe del ITF, que dice que los ciclistas experimentan «más exposición que los conductores porque tardan más en recorrer la misma distancia». El documento habla de un estudio realizado en Praga en 2011 muestra que los niveles de PM10 en carriles bici paralelos al tráfico se disparan entre de 10 microgramos por metro cúbico a más de 40. «Estos hallazgos sugieren que ubicar infraestructuras ciclistas ligeramente más alejadas del tráfico pueden reducir las concentraciones de contaminantes a las que se enfrentan los ciclistas, especialmente si hay barreras físicas que ayuden a bloquear la dispersión de contaminantes», señala el informe.

Los expertos internacionales, así las cosas, critican varias de las medidas que ha puesto en marcha el concejal Grezzi y muchas de las que planea para próximas fechas, como por ejemplo la creación de carriles bici junto a grandes avenidas con mucho tráfico. El informe acaba recomendando que, donde sea posible, los ciclistas deben convivir en los carriles normales con el resto de vehículos de la vía porque así sí se consigue que las bicis tengan un efecto real sobre la reducción del tráfico rodado.

Más

Fotos

Vídeos