Exigen cámaras en monumentos para evitar pintadas tras la denuncia por la Tabacalera

P. M.

valencia. La asociación Círculo por la Defensa del Patrimonio reclamó ayer la colocación urgente de las cámaras de seguridad previstas en el entorno de siete monumentos de Valencia, un día después de que se conociera la denuncia interpuesta en el juzgado por el Ayuntamiento tras unas pintadas realizadas en la Tabacalera y el puente del Mar. Las primeras fueron grabadas por el sistema de seguridad del inmueble municipal, con lo que pudo identificarse al autor.

Fuentes de la entidad señalaron que «esa presencia de cámaras de vídeovigilancia es lo que llevamos pidiendo años y que algunos todavía les chirría y les molesta por considerarlas ineficientes». Están previstas en la Lonja, las torres de Quart, las torres de Serranos, las Atarazanas, el Almudín, el Museo de la Ciudad y el Palacio de Cervelló.

La moción aprobada ayer en la junta de gobierno incluye que «de ahora en adelante, la asesoría jurídica municipal, con la valoración previa en cada caso, entable acciones legales contra cualquier conducta o hecho que suponga una agresión al patrimonio histórico artístico municipal, y que pueda general responsabilidad civil o penal».

De este último punto, la asociación criticó que «hasta el grave atentado patrimonial sobre la Lonja a principios de febrero, el Ayuntamiento no había denunciado ni había perseguido penalmente la gran cantidad de delitos patrimoniales que han sufrido monumentos y edificios catalogados como Bienes de Interés Cultural o Bienes de Relevancia Local. La lista de 2017 es larga, registrando más de 30. «Si esto fuera así, significaría que el Ayuntamiento ha conculcado el ordenamiento jurídico vigente hasta la fecha, de manera sistemática y reiterada», añadieron.

Fotos

Vídeos