Encargan retirar las cinco pasarelas de la avenida del Cid pese a las quejas vecinales

P. MORENO

valencia. Casi seis meses después de aprobar el proyecto de ejecución el pasado abril, el Ayuntamiento tiene previsto adjudicar hoy el encargo para el desmontaje de cinco pasarelas peatonales en la avenida del Cid. La empresa Pavasal ha resultado adjudicataria de un contrato que asciende a 402.766 euros.

El plazo para que las pasarelas sean sustituidas por pasos de peatones partía con seis meses en el concurso. Las estructuras de hormigón que serán retiradas se encuentran a la altura de las calles Hermanos Rivas, Burgos, José Maestre-Rincón de Ademuz, Casa de Misericordia-San Miguel de Soternes y Marconi. El proyecto no detalla el diseño posterior de la calzada.

La eliminación de las pasarelas peatonales provocó críticas vecinales que no han menguado lo más mínimo. La presidenta de la asociación de vecinos de Nou Moles, Casilda Osa, comentó ayer que «no se ha contado para nada con nosotros» y citó como ejemplo que en la última asamblea vecinal «sólo dos personas estuvieron a favor». Según indicó, lo mismo ocurre en el barrio de enfrente, La Esperanza-Virgen de los Desamparados.

El motivo de la oposición es que los pasos de peatones «elevarán el riesgo de atropellos, eso está claro». Destacó además el aumento de los atascos y la polución. «No vemos ninguna ventaja en esta obra tan costosa. En su lugar debería colocar pasarelas nuevas si dicen que las de ahora no cumplen». Con esto último se refería a las normativa de accesibilidad, a la que ha aludido varias veces el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, defensor de la supresión. «Desconocemos qué harán después, pero en la junta de distrito nos dijeron que pondrían isletas en la mediana, con setos, para proteger a los peatones que no tengan tiempo de cruzar», dijo.

Está por ver la manera de resolver los pasos protegidos con los semáforos, aunque para la representante vecinal es la «peor solución en todos los aspectos. Los atascos se van a multiplicar y también la contaminación. Unas pasarelas nuevas y que cumplan la normativa habría sido lo mejor, pero claro, eso es más caro para el Ayuntamiento».

Fotos

Vídeos