La empresa de la Piscina Valencia hipoteca la concesión para financiar las reformas

Exterior de la Piscina Valencia, en la Alameda. / J. Monzo

El Ayuntamiento autoriza la operación de 4,55 millones con la condición de que esté avalada por la sociedad del recinto, que aporta más garantías

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El Ayuntamiento tiene previsto autorizar hoy a la empresa concesionaria de la Piscina Valencia que constituya una hipoteca sobre la concesión de la instalación deportiva, que tiene durante un periodo de 45 años desde el pasado 9 de noviembre de 2016. El motivo es la necesidad de financiar 4,55 millones de obras del presupuesto para la reforma del inmueble situado en el paseo de la Alameda que a día de hoy sigue sin licencia de reforma.

La autorización se ha incluido en el orden del día y se ha previsto el visto bueno en la junta de gobierno después de más de un año de tramitación y donde el primer informe del Servicio Económico Presupuestario fue negativo, al considerar que los ingresos previstos no eran garantía suficiente para la devolución del préstamo bancario.

El Consistorio sacó a concurso la reforma y posterior reapertura de la piscina cubierta (donde también se incluye un gimnasio) el 13 de febrero de 2015, un proceso que adjudicó el 1 de julio de 2016 a la firma Demmero Group 21 S.L. La inversión a la que se compromete la empresa asciende a 12,71 millones de euros, divididos en 10,27 millones para obra civil y 2,43 millones para el equipamiento necesario.

El 31 de mayo de 2016 la sociedad presentó un escrito en el Ayuntamiento, firmado por Jesús Ferrer como representante, yerno del propietario de Mercadona, Juan Roig, donde se indica la voluntad de completar la financiación con deuda bancaria, en concreto con Bankia, y que tenían intención de constituir una hipoteca sobre la concesión municipal. Fue entonces, tras esta primera petición, cuando el Servicio Económico Presupuestario informó de que «la mercantil no generará suficientes recursos para que la devolución de las deudas descritas se pueda efectuar en los plazos y con los importes previstos por la concesionaria». Otra de las conclusiones de los técnicos municipales es que la operación financiera debía «ser avalada previamente y en su totalidad por persona natural o jurídica con solvencia patrimonial suficiente», con el propósito de que «responda de forma solidaria o subsidiaria con anterioridad a la ejecución de la hipoteca sobre la concesión, en el caso de insolvencia de la deudora».

El pasado 7 de junio, la mercantil Complejo Deportivo Piscina Valencia S.L. presentó alegaciones para que se considerar de nuevo la hipoteca sobre la concesión. Los técnicos del Consistorio realizaron un nuevo informe donde se indica que el préstamo había bajado de 5,94 millones a 4,55 millones de euros, un 23% menos de financiación ajena de lo previsto. De esta manera se pasaba de una letra anual de 457.441 euros a 303.333 euros.

En el certificado de Bankia se señala también que «la operación contará con la garantía solidaria de las sociedades Demmero Group 21 S.L., Valfit Gestión S.L. y Esportinat S.L. y la garantía hipotecaria sobre la concesión administrativa». Pese a estas modificaciones del plan, el Servicio Presupuestario del Consistorio matiza que «será competencia del servicio gestor valorar si son necesarias garantías adicionales a las de las sociedades mencionadas en el certificado bancario».

Las firmas que avalan el préstamo están vinculadas a la concesionaria de la Piscina Valencia y gestionan entre otros negocios los polideportivos de Orriols, Patraix, la Patacona y Alfafar. En el informe del Consistorio se precisa que la autorización de la hipoteca «no valida las expectativas de beneficios que figuran en el plan económico presentado». No obstante, se autoriza al contar con la garantía de las sociedades citadas y la condición de que la hipoteca se extinga con la concesión dentro de 45 años.

Fotos

Vídeos