La concejal de Policía de Valencia desmiente a Pere Fuset y dice que conoce desde el jueves el accidente de Viveros

Gradas del recinto de conciertos de Viveros donde se produjo el fallecimiento del operario durante el montaje. / irene marsilla
Gradas del recinto de conciertos de Viveros donde se produjo el fallecimiento del operario durante el montaje. / irene marsilla

El concejal de Cultura Festiva insiste en que los agentes no le informaron y la portavoz del PSPV, Sandra Gómez, le recrimina los ataques al cuerpo de seguridad

LOLA SORIANO VALENCIA.

La concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, aseguró ayer estar «dolida» con el edil de Cultura Festiva, Pere Fuset, por tratar de «desviar la atención» del accidente laboral con un fallecido durante el montaje de las gradas de los conciertos de Viveros y culpar a a la Policía Local de no informar el mismo día del suceso.

La concejal, que está al frente del cuerpo de la Policía Local, afirmó ayer que «el único problema real que tenemos es que ha muerto una persona fruto de un accidente laboral». La concejal reprochó a Fuset el hecho de que justificara no hacer nada hasta el lunes «porque era un rumor» y añadió que ni siquiera le preguntó en una reunión de trabajo que tuvieron el viernes.

Menguzzato negó ayer de nuevo que hubiera un problema de comunicación con la Policía, tal como afirmó Fuset para justificar que su concejalía no dijera nada tras el accidente laboral del martes 27. Además, la edil recriminó a Fuset por haber «puesto en duda» la labor del intendente general y defendió la labor de los agentes. Aseguró que cumplieron con su protocolo, que era «hacer el atestado y comunicar el accidente a la Policía Nacional y a la autoridad judicial».

La edil de Policía argumentó que lamenta que el concejal de Cultura Festiva «haya buscado desviar la atención de lo que ha sucedido hablando de cómo se comunica la Policía porque esto no es un problema». Y añadió que «el concejal sabía desde el jueves que había habido un accidente laboral. Igual el problema de comunicación lo tenía con la empresa». Recordó que su departamento se enfrenta a «cosas complicadas», pero afirmó que ella no dispara a nadie más y asume su responsabilidad y se preguntó «¿cómo ha sido capaz de trasladar esto así y pensar 'vamos a cambiar el tiro y vamos a apuntar hacia la Policía Local'?».

Menguzzato lanzó el mensaje de que jugar con el lenguaje es peligroso. Quiso dejar claro que «jugar con la terminología es interesante» y recordó cuando Fuset quiso montar a última hora unos conciertos alrededor de la falla municipal de 2017. «Cuando anulamos los conciertos de Fallas él dijo que eran 'ambientaciones musicales'. Cuando una empresa te llama para decir que ha habido un accidente laboral lo puedes catalogar como te dé la gana y si quieres, lo dejas en el umbral del rumor, que es que te interesa poco, pero no había un problema de comunicación», sentenció.

Reproches

Si bien el miércoles Fuset insistió en que había que mejorar el protocolo de comunicación, para que en caso de accidentes en el futuro, se informara inmediatamente al Ayuntamiento, la portavoz del PSPV, Sandra Gómez, no dudó ayer en lanzar un claro mensaje de apoyo a la Policía y también alguna indirecta a su compañero de Compromís. Afirmó que del cuerpo de policía «aprendí muchas cosas, como el sentido de la responsabilidad, la ética como guía de nuestras decisiones, poner el cuidado de la ciudadanía en primer lugar y, por encima de todo, y la lealtad al equipo por encima de los individualismos». Precisamente en la tarde de ayer se reunían los concejales y asesores del PSPV para valorar el alcance de la polémica y valorar posibles declaraciones.

Más

Fotos

Vídeos