La EMT duplica dos líneas nocturnas a los cuatro meses del veto en el carril bus de Valencia

Carril bus de la calle de la Paz tras la prohibición. / j. j. monzó
Carril bus de la calle de la Paz tras la prohibición. / j. j. monzó

La medida llega tras las quejas de los hosteleros por las pérdidas económicas ante la prohibición de aparcar por la noche

À. SERRANO

Cuatro meses después de prohibir aparcar en el carril bus por las noches, el Ayuntamiento de Valencia ha decidido mejorar el servicio de EMT nocturno en otras dos líneas mientras arrecian las críticas de hosteleros y locales de ocio por las pérdidas que la primera medida ha causado en sus negocios, algunos de los cuales han llegado incluso a colgar el cartel de 'Se traspasa'. En concreto, este fin de semana se duplicará la frecuencia de las líneas N3 y N8, que unen el centro con los barrios de Campanar, Benimàmet y Beniferri la primera y Poblados Marítimos y Nazaret la segunda.

Esta iniciativa llega tras el anuncio del alcalde de Valencia, Joan Ribó, en el Debate del Estado de la Ciudad celebrado la pasada semana y casi cuatro meses después de que se pusiera en marcha la medida. En su momento, la EMT mejoró el servicio en las cuatro líneas más usadas. En ellas, según datos ofrecidos ayer por la empresa, se ha producido desde entonces un incremento del 21,9% en el número de viajeros, lo que supone un aumento de 43.600 pasajeros respecto al año anterior.

Para facilitar que los vecinos sepan que las líneas N3 y N8 tendrán una frecuencia de entre 25 y 30 minutos los viernes, sábados y vísperas de festivos, el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, anunció ayer que la EMT comenzará una campaña de información en lugares de ocio nocturno, donde se darán a conocer las ventajas de coger el transporte público también por la noche. Además, esta misma semana se actualizarán los paneles informativos del paso por parada de estas líneas nocturnas, de modo de cualquier usuario pueda saber de un sólo vistazo si por determinada parada pasar un autobús nocturno y a qué hora exacta va a hacerlo.

En opinión de Grezzi, la mejora en la afluencia de usuarios en las líneas nocturnas prueba «la estima que los valencianos tienen a la EMT y nuestro deseo de tener un servicio público de transporte nocturno de calidad». Tan lejos como hace una semana, la Federación de Vecinos insistió en la necesidad de un debate previo antes de que se apruebe la segunda fase de remodelación de líneas, que tendrá como protagonista el distrito de Ciutat Vella con los autobuses lanzadera. Nada se sabe, por otra parte, de Metrovalencia, que une la ciudad con decenas de localidades de l'Horta con serios problemas para acercarse a Valencia a disfrutar del ocio nocturno.

Fotos

Vídeos