La droga se cuela en los jardines de Monforte

Vista general del Jardín de Monforte. / irene marsilla
Vista general del Jardín de Monforte. / irene marsilla

Residentes en la zona aseguran que se mantendrán «vigilantes» para evitar que el problema se extienda a otras zonas del barrio

ÁLEX SERRANO

La Policía Local de Valencia detuvo a dos personas el pasado en los Jardines de Monforte que portaban 58,8 gramos de marihuana consigo. Los hechos ocurrieron este viernes 18 de mayo, alrededor de las 18.50 horas, cuando agentes de la 6ª Unidad de Distrito fueron requeridos en los mencionados jardines donde, al parecer, un grupo de jóvenes estaban consumiendo sustancias estupefacientes. Cuando los policías llegaron al lugar, se encontraron a un grupo de ocho personas que, al ver a los agentes, trataron de escapar de los Jardines, tratando de desprenderse de sus pertenencias, y ocultándolas entre los setos.

Los agentes pudieron interceptar al grupo y procedieron a identificarlos y a realizarles un cacheo superficial. Entre sus pertenencias, además, encontraron más de una veintena de bolsas de marihuana, con un contenido que asciende a los 58,8 gramos de esta sustancia estupefaciente, y que portaban entre dos de ellos. Además, se localizaron también una báscula de precisión y 150 euros en billetes pequeños y moneda fraccionada a estos dos jóvenes. Por tales motivos, los policías detuvieron a ambos jóvenes, que fueron trasladados a la Inspección Central de Guardia.

El problema del trapicheo y menudeo de droga, muy común en otras zonas de la ciudad, no había llegado aún al entorno de Viveros, un punto «noble» de la ciudad donde no es habitual encontrarse con este tipo de actuaciones, según aseguran fuentes expertas. Ni siquiera los vecinos habían tenido ninguna evidencia de que esta situación estuviera produciéndose en los Jardines de Monforte, que son empleados habitualmente para bodas y reportajes fotográficos por su belleza.

Desde la Asociación de Vecinos Tramo IX del Turia, la más cercana al barrio de Exposición que ocupan los jardines, aseguran que no han detectado este problema ni siquiera en la zona de la Alameda. La presidenta de la asociación es Rosa Arlandis, que asegura: «El trozo del río es bastante tranquilo al no haber muchos bares ni zonas de pub. Nosotros también abarcamos la Alameda pero tampoco han notado nada».

Sin embargo, residentes en los alrededores del jardín de Monforte sí aseguraron que se mostrarán «vigilantes» por si el problema se extiende a otras zonas del barrio o del entorno, aunque creen que se puede tratar de una «situación aislada». Y es que el trapicheo con droga no es habitual ni en Exposició ni en ningún otro barrio de la ciudad (excepción hecha de algunas calles de Velluters o El Cabanyal, donde el problema está muy atajado).

También conocido como el Jardín de Romero en recuerdo de su primer propietario en el siglo XIX, este parque se transfirió a la familia Monforte en 1872 y pasó a dominio público en 1971. Se trata de un jardín mediterráneo, con sus tres zonas características diferenciadas: Una primera, junto a la casa, muestra un jardín formal con evónimos y murta que rodean a florales como rosales o crisantemos; una segunda zona de huerta, actualmente por desgracia perdida; y una tercera sección, en la que se recrea el bosque del momento.

Fotos

Vídeos