El doble sentido de Barón de Cárcer de Valencia se estrena con críticas vecinales

Barón de Cárcer, ayer después de la apertura del doble sentido del tráfico. / j. j. monzó

Los residentes piden el refuerzo policial para evitar atropellos y transporte público, mientras los comercios apoyan la decisión

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

«Estamos en contra porque se está cargando de tráfico esta parte del centro sin que haya un refuerzo de transporte público». Así de rotunda se mostró ayer la secretaria de la asociación vecinal El Palleter, María José Volta, poco antes de que la avenida Barón de Cárcer quedase en doble sentido en toda su longitud, al añadirse el tramo que va desde la calle Garrigues hasta la plaza de San Agustín. La medida se toma por el cierre a la circulación de la calle San Vicente debido a la ampliación de las aceras.

El Ayuntamiento sostiene que se trata de un cambio provisional, aunque para Volta será permanente. «Dijeron lo mismo con el primer tramo, el que va desde Garrigues hasta la plaza Ciudad de Brujas. Esto se quedará así y lo sabe todo el mundo», estimó la dirigente vecinal, para añadir que lo urgente ahora es «reforzar la oferta de la EMT en todo el centro para ofrecer una alternativa a los conductores y que sea con autobuses silenciosos, no como los de ahora que hacen demasiado ruido».

Las obras de reurbanización durarán entre tres y cuatro meses, tras lo que la calle San Vicente perderá un carril de su calzada. La ampliación de aceras se hará también en Periodista Azzati y Padilla. De la misma opinión que la anterior fue Trini Piquer, de la coordinadora vecinal de Ciutat Vella, al señalar que «queremos la avenida en sentido único», ofreciendo la alternativa a los conductores que se dirijan a los aparcamientos de entrar por la plaza Juan de Vilarrasa.

Piquer recordó que en el primer tramo se produjeron siete atropellos, uno mortal, tras lo que el gobierno municipal decidió reforzar la señalización con doble línea continua en la mediana, unos bolardos con elementos reflectantes y flechas en la calzada para advertir a los viandantes del sentido del tráfico. Lo mismo se ha hecho en el segundo tráfico abierto ayer, además de la colocación de semáforos y señales en la plaza de San Agustín.

Las quejas vecinales no fueron compartidas por la asociación de comerciantes del centro histórico. Fuentes de la entidad indicaron que están a favor del doble sentido en Barón de Cárcer, como una de las medidas pactadas con el Consistorio para la ampliación de aceras. «Queremos que sea permanente», subrayaron para destacar la necesidad de abrir el aparcamiento inconcluso de Ciudad de Brujas.

Donde sí pusieron el acento es en la urgencia de que la EMT apruebe ya las modificaciones de las líneas en el centro, lo que anunció el Ayuntamiento hace un año. La idea según se dijo entonces es colocar grandes paradas destinadas al transbordo, lo que de momento carece de plazos. Esto es necesario para la remodelación de la plaza San Agustín.

Volta destacó como ejemplo de exceso de tráfico en esa parte de Velluters lo ocurrido en la calle Guillem Sorolla. «Pusieron más líneas de la EMT y quieren que el acceso al aparcamiento de Brujas sea también por allí». La secretaria de El Palleter comentó que la empresa municipal «anunció hace poco que quitaría el paso de una de las líneas, pero es igual de necesario que los vehículos utilizados sean híbridos o eléctricos porque los motores son demasiados ruidosos y molestan a los vecinos».

Por último, la representante vecinal señaló que la concejalía de Policía Local «debe reforzar en las próximas semanas la presencia de agentes en la zona, con el objetivo de reducir el riesgo de atropellos» sobre los viandantes por el doble sentido.

Más

Fotos

Vídeos