El PP dice que Ribó oculta la renuncia de una firma al plan de la plaza de la Reina

La plaza de la Reina, pendiente de la remodelación urbanística. / irene marsilla

El Ayuntamiento tramita conceder la redacción del proyecto a la segunda oferta más ventajosa a pesar de que el equipo de Miguel del Rey y Íñigo Magro niegan la retirada

LOLA SORIANO VALENCIA.

El grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia denunció ayer que el alcalde Joan Ribó «oculta la renuncia de una de las empresas integrantes de la Unión Temporal de Empresas ganadora del proyecto de redacción de la reforma de la plaza de la Reina». El concejal popular Alfonso Novo afirma que «sin ninguna explicación por parte de Ribó, va a aprobarse de tapadillo la adjudicación a la empresa que presentó la segunda mejor oferta», la UTE Arín Ingenieros Consultores S. L. y Daia Arquitectes S.L. P.

Desde el grupo popular afirmaron que el alcalde no les permite el acceso al expediente, «lo oculta y no da explicaciones, lo que hace que se extienda la sombra de la duda sobre el cambio que se hizo de los pliegos por indicación de un asesor del alcalde». Novo añadió que «por motivos que desconocemos, el proyecto no lo podrá redactar el arquitecto que ganó el concurso del Colegio de Arquitectos en 1999, a pesar de las intenciones que se deducen de las maniobras del expediente».

El equipo que ganó el concurso, al obtener la mayor puntuación, fue el integrado por los arquitectos Miguel del Rey e Íñigo Magro y las firmas técnicas Mediterráneo Ingenieros S. A. y Arquitectura, Ingeniería y Gestión S. L. P. pero, según advierten desde el grupo popular, «se ha producido alguna renuncia por causas que desconocemos y se va a adjudicar a la segunda oferta».

En cambio, el arquitecto Miguel del Rey apuntó ayer a LAS PROVINCIAS que están esperando a que el gobierno les avise para firmar el contrato. Su compañero, Íñigo Magro, añadió que los arquitectos no han renunciado al proyecto «y la UTE sigue en funcionamiento, no ha habido renuncia alguna. No tenemos ninguna comunicación oficial ni extraoficial nueva del Ayuntamiento, cuando es un proyecto prioritario para la ciudad». Incluso afirmó que tras ganar el concurso, «el Consistorio nos pidió que le presentáramos unas documentaciones originales y así lo hicimos. Teníamos de plazo hasta el 5 de junio y lo entregamos el 2 de junio. También pagamos la fianza requerida de unos 6.000 euros y sólo estamos esperando que nos comuniquen la firma». Magro añadió que «si se lo dieran al segundo clasificado, recurriríamos».

Desde el grupo popular mantienen que este previsible cambio se produce después del «incumplimiento de plazos, de la paralización del expediente y de que la UTE se han visto obligados a renunciar».

Novo criticó «la falta de voluntad del alcalde para facilitarnos la información» y añadió que «nos hace pensar que podría esconder una tramitación irregular». Afirmó que «sólo el hecho de que el asesor de Alcaldía diera determinadas indicaciones por escrito para modificar los pliegos, como se refleja en los informes de la Jefatura del Servicio de Movilidad Sostenible, ya son un motivo que siembra muchas dudas». Y concluyó que han tenido que presentar una queja al Defensor del Pueblo.

Respuesta

Desde el gobierno municipal no facilitaron información sobre este hecho, pero sí recordaron a Novo que «debería saber que las licitaciones que están en pleno procedimiento de adjudicación no pueden ser accesibles». En lugar de aportar datos, atacaron al PP y afirmaron que «lo sorprendente es que el proyecto ganador de un concurso, como el de la plaza de la Reina en 1999, quedara durante 15 años guardado en un cajón por el PP». También hicieron una defensa de sus procesos participativos, negaron que haya modificado ningún pliego y lamentaron «el ansia del PP por poner bajo sospecha un proyecto» del gobierno actual «que el PP fue incapaz de realizar en 15 años».

Fotos

Vídeos