Detenido un joven por intentar estrangular a su madre en Valencia

Vehículo de la Policía Local de Valencia./Damián Torres
Vehículo de la Policía Local de Valencia. / Damián Torres

La mujer también fue arrestada por propinar patadas a su hijo tras una discusión porque no le dio dinero para evitar que comprara marihuana

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Un joven de 18 años intentó estrangular a su madre el jueves por la noche tras una violenta discusión en el domicilio familiar en Valencia. La policía detuvo al agresor y a la víctima porque ambos presentaban lesiones y sus versiones sobre los hechos son contradictorias.

Según la mujer, su hijo le agredió después de que ella se negara a darle dinero. El joven quería comprar marihuana, al parecer, y reaccionó de forma violenta tras una discusión por este motivo. Cuando una patrulla de la Policía Local llegó a la casa, el agresor ya se había marchado y la madre aún tenía el cuello enrojecido debido al intento de estrangulamiento que acababa de sufrir. Eran las 23.45 horas del jueves.

Tras llamar un vecino al 112 para avisar de la violenta disputa familiar en una vivienda del barrio de San Marcelino, varias patrullas de la Policía Local y Policía Nacional acudieron con urgencia al lugar. La mujer explicó a los agentes que su hijo había intentado ahogarla, oprimiéndole el cuello con las dos manos, y le había empujado también contra la pared mientras le insultaba y gritaba: «¡Ojalá y no me hubieses parido!».

Mientras dos policías locales trasladaban a la víctima al Hospital Doctor Peset para que recibiera atención médica, otra patrulla de la Policía Nacional detuvo al presunto agresor tras localizarlo en un cajero automático cerca de la vivienda. El joven declaró que su madre le había pegado con la correa del perro y que él también había recibido patadas en la cabeza y el estómago durante la pelea.

Tras escuchar las dos versiones y comprobar que ambos ya se habían pegado mutuamente hace dos años, los policías decidieron detener también a la madre por un presunto delito de violencia doméstica. Los agentes trasladaron a la mujer de 49 años y a su hijo a la Inspección Central de Guardia (ICG) para realizar las correspondientes diligencias. Antes de ser encerrado en un calabozo del complejo policial de Zapadores, el joven recibió atención médica en el centro de salud de la calle Arabista Ambrosio Huici. Los policías informaron a los dos detenidos de sus derechos y de las consecuencias penales de la pelea.

Fotos

Vídeos