Desconcierto entre vecinos y defensores del patrimonio

Cama y mesita de noche junto a la muralla histórica. / M. molines
Cama y mesita de noche junto a la muralla histórica. / M. molines

VALENCIA VALENCIA.

La mayoría de vecinos que ayer se encontraban con la escena coincidían en lo «inadecuado» y «chocante» de la instalación en un lugar tan relevante como el acceso a la ciudad levantado en el siglo XV y visitado por miles de turistas. César Guardeño, presidente del Círculo en Defensa del Patrimonio Histórico y Cultural, puso el acento en «el colchón pegado a la puerta de un bien de interés cultural», algo que calificó de «molesto».

Mercedes Cardona, no se explicaba «cómo dejan poner algo que a primera vista parece un vertedero de muebles usados en plenas torres». Un mecánico de Valenbisi reconoció estar «alucinado». «Es como si dejo mis tratos en la plaza de la Virgen y me largo», expuso.

Otro ciudadano reflexionó: «¿Y si se hubiera prendido fuego el colchón, como ha sucedido a veces, quién se responsabiliza del daño a la muralla?». Jaime, otro vecino, opinaba por contra que la iniciativa era «integradora». Mientras, Elena estimó que emplear a indigentes en una 'performance' como esta es «utilizarlos en vez de buscar soluciones o darles herramientas para ayudarles a mejorar su situación».

Fotos

Vídeos