Derriban el fallido museo Padilla para construir doce viviendas y ampliar viales

Derribo de la casa del museo fallido de Padilla, en el Cabanyal. /LP
Derribo de la casa del museo fallido de Padilla, en el Cabanyal. / LP

El edificio de la calle de la Reina, que llegó a tener okupas, había sufrido desprendimientos de cascotes y estaba fuera del Plan General

Lola Soriano
LOLA SORIANOValencia

La gran edificación del Cabanyal donde los herederos del maestro José Padilla querían crear un museo dedicado al compositor del pasodoble 'Valencia' fue ayer derribado. La casa, situada en el número dos de la calle de la Reina, muy cerca de la comisaría de la Policía Local del Marítimo, no contaba con protección y, además, en los últimos meses se habían producido caída de cascotes a la vía pública.

El derribo afectará a este edificio y a un antiguo taller ubicado en el número cuatro, ya que los antiguos dueños de ambas construcciones habían llegado a un acuerdo para venderlo de forma conjunta para que el comprador pudiera hacer un mejor aprovechamiento.

El inversor que ha adquirido los dos inmuebles, que es valenciano, explica que «para hacer la operación, había una imposición del Ayuntamiento de no sólo comprar el de Reina cuatro, sino también el contiguo para cederlo». Y es que, como añade, «esta casa estaba fuera de ordenación. Es decir, estaba fuera del Plan General y había que cederlo al Consistorio para ampliar viales».

La licencia de derribo la consiguió la pasada semana «y había que actuar ya para garantizar la seguridad de los viandantes». En el solar resultante se construirá un edificio previsto para viviendas, con un total de doce pisos de entre 90 y 100 metros cuadrados, con dos dormitorios. Será de cuatro alturas más terraza y bajo comercial. «El objetivo es intentar conseguir la licencia a final de año y empezar en 2018 a construir», según el inversor.

El empresario reconoció que el solar «está en un punto muy emblemático, junto a la Marina, y nos ha atraído por el impulso que quieren dar al Cabanyal». Se trata de la primera actuación que hacen en Valencia y estudian hacer otras en la zona.

En cuanto a la fallida casa-museo de Padilla, fue un proyecto que quiso iniciar la sobrina del maestro, Eugenia Montes, que durante años fue primera bailarina del ballet español Antonio. A finales de los 90 la sobrina envió muebles valiosos al Cabanyal, entre ellos un dormitorio de 1880, lámparas con pantallas de pentagramas y un piano de 1929, pero en 2001 entraron en el inmueble y robaron el material. Además, la casa sufrió daños tras una okupación en 2002. Las deudas que contrajeron los herederos con un prestamista les hizo perder la propiedad.

Fotos

Vídeos