Denuncian el abandono y mal estado de la ermita de San Miguel de Soternes

Fachada de la ermita. / antonio marín
Fachada de la ermita. / antonio marín

La Asociación Constantí Llombart reclama la actuación del Ayuntamiento para reparar un edificio que data del siglo XV

R. V. VALENCIA.

La ermita de San Miguel Arcángel de Soternes, que se encuentra situada frente al Hospital General de Valencia, actualmente se encuentra rodeada de basuras y con parte del tejado original en mal estado. Así lo denuncia la Asociación Cultural Constantí Llombart.

Desde la asociación considera que es urgente la reparación del edificio y el ajardinamiento del solar. Critican la inacción del propietario y del propio Ayuntamiento de Valencia.

La entidad recuerda que la ermita es un edificio levantado en el siglo XV por el poeta valenciano Joanot Martorell (1415?-1468?) autor del 'Tirant lo Blanch' sobre terrenos de su propiedad y como iglesia de su propia caserío.

De origen gótico, es un templo de una sola nave formada por tres tramos y cubierta con bóvedas de crucería. En 1881 fue reformada, se derribaron los contrafuertes y se crearon nuevas capillas además de que el interior se cubrió de revoques y pinturas ocultando la antigua estructura gótica.

En cuanto a la imaginería se encuentra una imagen del titular de la ermita, San Miguel y también diferentes representaciones de la Virgen de los Desamparados, San José, San Antonio de Padua y un Crucificado obra de Antonio Royo.

En la fachada exterior una espadaña forma su pequeño campanario, con una campana de nombre Sant Miquel construida en el año 1718. A su lado existe una casa rehabilitad, donde vivía el ermitaño al que estaba encomendada el cuidado de la ermita. Hoy día el templo se encuentra cerrado y sin culto.

Fotos

Vídeos