Los custodios de la historia

Integrantes de la entidad, en una visita guiada. / lp
Integrantes de la entidad, en una visita guiada. / lp

Círculo por la Defensa del Patrimonio cumple seis años de trabajo en favor de inmuebles protegidos que corren peligro de desaparecer César Guardeño reclama más medidas contra el vandalismo en monumentos

P. M.

valencia. Nació en 2012 como asociación fruto de la necesidad de que la Administración pública les escuchara. Así lo cuenta César Guardeño, presidente de Círculo por la Defensa del Patrimonio, quien junto a Esteban Longares y Talía Martínez forman la columna vertebral de una entidad creada para alertar de la desaparición del patrimonio histórico protegido, sobre todo arquitectónico, debido a la falta de uso o al creciente vandalismo urbano.

Esa es la lacra actual, afirma seis años después de aquello, al reivindicar la colocación de cámaras de videovigilancia en lugares como la Lonja, las torres de Quart y las torres de Serranos. La falta de civismo se trata con educación en las escuelas, sostiene, además de «aplicar el Código Penal, porque hay casos que no son recuperables aunque nos parezca triste».

Seis años después de su fundación, apunta que «nos hacen más caso y es que antes era ninguno. Envíamos escritos al Síndic de Greuges y al Defensor el Pueblo, además de las instituciones que deben garantizar la conservación del patrimonio histórico». De lo que ocurrirá este año, sostiene que duda en un avance significativo en la recuperación de alquerías en Valencia. «Habrá que verlo pero no lo tengo claro», finaliza.

Fotos

Vídeos