El PP critica que el tripartito apruebe baños en el cauce que aún han de votar los vecinos

Varios ciclistas en el viejo cauce del río. / j. monzo
Varios ciclistas en el viejo cauce del río. / j. monzo

Los populares reclaman a Ribó la creación de una mesa con vecinos y asociaciones para la reforma de la plazas de la Reina y el Ayuntamiento

I. DOMINGO

valencia. El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia criticó ayer que el tripartito vaya a aprobar hoy la habilitación de baños en el antiguo cauce del río Turia cuando la propuesta todavía está pendiente de votación por parte de los vecinos en el proceso de participación ciudadana.

Según detalló la concejal Lourdes Bernal, el tema es uno de los incluidos en la memoria de actuación de 2018 del Organismo Autónomo municipal de Parques y Jardines Singulares y Escuela de Jardinería y Paisaje, cuyo consejo rector tiene previsto reunirse hoy para aprobar el presupuesto del próximo ejercicio.

Así consta en la documentación que se ha entregado a los concejales que forman parte de la entidad, donde se especifica que «ya se han localizado los puntos óptimos de ubicación» y que el objetivo del Consistorio es disponer de un baño cada 1.200 metros. Sin embargo, la colocación de baños en el jardín del Turia es una de las actuaciones que el gobierno de Joan Ribó ha incluido en el proceso de selección 'DecidimVLC', donde los vecinos tienen que votar entre las propuestas del Ayuntamiento o bien proponer acciones para las que se reserva una parte del presupuesto municipal.

En el caso de los aseos públicos, la propuesta parte del Consistorio y ya ha superado la barrera de los 200 votos (cuenta con casi 600), por lo que debería pasar a la siguiente fase de análisis de su viabilidad por parte de los técnicos municipales y luego a la votación final. «Es una falta de respeto al proceso participativo porque se supone que aún está en fase de votación cuando, en realidad, van a ejecutarlo sin tener en cuenta el resultado», criticó Bernal. Por ello, anunció que hoy mismo va a solicitar su retirada «para que pueda entrar otro proyecto y puedan decidir los ciudadanos».

Por otro lado, el presidente de la gestora del PP en la ciudad, Luis Santamaría, lamentó ayer que los procesos de peatonalización en el centro histórico «se esté haciendo desde la improvisación», cuando debería hacerse «con diálogo». En este sentido, pidió a Ribó la convocatoria de una mesa con vecinos, asociaciones y partidos políticos «para que los proyectos cuenten con un amplio respaldo social».

Además, instó al PSPV a que deje de apoyar al gobierno de Ribó. A su juicio, si la edil socialista Sandra Gómez «no quiere estar en un ayuntamiento de chapuzas, como ella mismo dijo, debe romper con el postureo y dejar de apoyarlo».

Fotos

Vídeos