El Consistorio reducirá terrazas pese a las protestas de hosteleros en el centro

Terrazas en el centro de Valencia. / irene marsilla
Terrazas en el centro de Valencia. / irene marsilla

Galiana aduce que debe cumplir una sentencia por el ruido con una medida que afectará a 52 locales con un millar de plazas en la calle

P. MORENO VALENCIA.

El Ayuntamiento ha enviado cartas a 18 establecimientos de la calle Convento Santa Clara para anunciarles que a partir del día 26 sus terrazas serán más pequeñas. La decisión afectará a 52 locales, según anunció ayer el presidente de la asociación de bares y cafeterías, Juan Carlos Gelabert, quien denunció que perjudicará seriamente al empleo poniendo en peligro 50 puestos de trabajo.

La medida responde, indicaron fuentes cercanas al gobierno municipal, a un juicio en 2007 que ganó al Ayuntamiento una comunidad de vecinos de la calle Ribera. Desde entonces, la Policía Local ha realizado tres informes sobre la adaptación de las terrazas a la sentencia, fundamentada en un exceso de ruidos en la calle.

Desde la Federación de Hostelería indicaron que el gobierno tripartito «procederá a un recorte de la superficie de las terrazas en la zona centro, en el entorno formado por las calles Ribera, Ruzafa, Mossén Femades y Convento Santa Clara, que en algunos casos llega hasta el 50% de mesas y sillas que tienen actualmente». En todo este ámbito funcionan un millar de plazas.

Los empresarios afectados ya han comenzado a recibir las primeras cartas en las que se comunica que el próximo día 29 se realizará el pintado con la nueva limitación. «La decisión se pondrá en marcha sin tener en cuenta las propuestas realizadas desde la Federación y que se han ido trasladado al concejal de Espacio Público, Carlos Galiana».

Gelabert comentó que en los últimos dos años han propuesto realizar un documento de actuación, que incluye propuestas como la realización de un plan de seguridad y simulacros de emergencia en la zona, protocolo para la colocación y retirada de mesas y sillas, reordenación del espacio, armonización del mobiliario y campañas de limpieza, entre otras iniciativas.

«Una vez más al igual que ha sucedido con otras medidas como la subida de las tasas de terrazas o la prohibición de aparcar en el carril bus, el colectivo hostelero se encuentra con la imposición de una medida que se pone en marcha al margen del sector, teniendo en cuenta que la Federación forma parte del grupo de trabajo creado desde esta concejalía para abordar junto con otros colectivos sociales la situación de las terrazas en la ciudad. Siendo éste el lugar en el que se debería haber consensuado. A la vista de esta falta de diálogo, desde la Federación de Hostelería se va a dejar de asistir a este tipo de mesas de trabajo».

Fuentes municipales comentaron que los informes instan a reducir a una sola fila de mesas y sillas las calles Ribera y Convento Santa Clara. Asimismo, se propone reducir de tres a dos filas el paseo de Ruzafa. El concejal Galiana explicó que ha mantenido varias reuniones con representantes de la Federación, en las que explicó los detalles de la actuación «con total transparencia y antelación». No obstante, los empresarios del sector se oponen a cualquier reducción de las terrazas, al considerar que hay medidas alternativas que no perjudiquen tanto la marcha de sus negocios.

Más

Fotos

Vídeos