El Consistorio quiere cobrar a unos vecinos por pedir información de las terrazas

Protesta contra la saturación de terrazas el pasado sábado en una plaza del Carmen. / lp
Protesta contra la saturación de terrazas el pasado sábado en una plaza del Carmen. / lp

Amics del Carme reclamó conocer el estado de las licencias para presentar una denuncia y la Policía Local le aplica una tasa de 30 euros por el estudio

PACO MORENO VALENCIA.

«No nos pueden cobrar por dar cuenta de su actividad administrativa», criticó ayer el portavoz de la asociación vecinal Amics del Carme, Antonio Cassola, sobre la petición del Ayuntamiento de imponer una tasa por la entrega de lo que considera un informe de la Policía Local sobre la situación de varias licencias y autorizaciones de terrazas en el barrio. El Consistorio sólo dará esa información a cambio de que los residentes ingresen 30,63 euros en una cuenta bancaria.

Cassola señaló que esto causaría un «peligroso precedente», por lo que han presentado una queja formal en el Ayuntamiento donde anuncian además la alternativa de plantear otra ante el Síndic de Greuges o incluso un recurso judicial.

El dirigente vecinal indicó que la petición se realizó al servicio de Actividades, mientras que la respuesta llegó de la concejalía de Policía Local. «Nos parece una manera muy torticera de decirnos que no quieren darnos la información, cuando es algo necesario para plantear nuestras reivindicaciones o, si procede, una denuncia a los locales». Amics del Carme participó el pasado sábado en un acto de protesta convocado por la plataforma Entre Barris, con la ocupación simbólica de una plaza con un almuerzo popular en una plaza que los residentes consideran saturada de terrazas.

Antes de esa protesta, la entidad vecinal presentó en el Ayuntamiento un escrito para «conocer los metros de ocupación de la vía pública concedidos, con indicación de lugar y perímetro», además de los criterios que justifican dicho espacio concedido a un restaurante.

La solicitud hablaba de tener acceso a los «expedientes relacionados con las quejas ocasionadas por la ocupación de la plaza», junto con la petición a la Policía Local para que vele «por el cumplimiento de las ordenanzas en esta plaza». La propuesta incluía la retirada de la autorización atendiendo al reducido tamaño de la plaza afectada y sus «reiteradas infracciones, ruido y molestias de todo tipo».

En la queja planteada ayer mismo ante el Consistorio se subraya que «la única respuesta obtenida hasta la fecha es que se nos requiere el pago de 30 euros si queremos obtener informes policiales. Una respuesta lamentable e inaceptable, habida cuenta, en primer lugar, que en este escrito no se solicita informe policial alguno y, en segundo lugar, que constituye un menosprecio de la gravedad de unos hechos reiteradamente denunciados».

Por esta razón, la asociación de vecinos confía en «no tener que acudir nuevamente al Síndic de Greuges para conseguir un trato apropiado. Esta no es la primera vez que se nos niega el acceso a la información, por lo que manifestamos nuestra preocupación por el talante opaco y antidemocrático».

En el escrito de la Policía Local se comunica a la asociación de vecinos que «el informe que desea obtener de los servicios de Policía Local está sujeto a la Ordenanza de las Tasas por Expedición de Documentos Administrativos. En su artículo 6, establece una cantidad fija, señalada según la naturaleza del documento, siendo ésta de 30,63 euros por cada uno de los informes que se tramiten sobre actuaciones de los servicios de Policía Local».

Cassola comentó que «no queremos un informe de los servicios policiales, simplemente conocer el estado de las licencias, las infracciones que han tenido esas terrazas y la petición de que el Ayuntamiento regule de otra manera las autorizaciones a la manera en que lo está haciendo en la actualidad».

Fotos

Vídeos