El Consistorio pone al cobro 18 millones más de lo previsto este ejercicio

P. M.

valencia. El documento de ejecución del presupuesto a 31 de octubre indica que se han puesto al cobro recibos por un total de 358 millones de euros. Esto supone un incremento de 18 millones de la previsión fijada por el gobierno municipal, fundamentalmente por la actualización de 10.000 recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles.

Pese a esa circunstancia, el próximo año se ha optado por una estrategia conservadora con unos ingresos previstos de 338,5 millones de euros. Entre los motivos aducidos por el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, se encuentra el hecho de que la morosidad prescriba a los cuatro años, lo que deja cada vez con menos margen para la efectividad de las inspecciones.

No ocurre lo mismo con los impuestos indirectos, donde de 21,79 millones fijados para este ejercicio se pasa a 26,33 millones de euros. Similar tendencia es la que registra el apartado de tasas y precios públicos, con un aumento que va desde 84,6 a 89,6 millones de euros, reflejo de una mayor actividad económica. Esto hace que el monto total sea positivo para las arcas municipales.

La actualización del Impuesto de Bienes Inmuebles ha sido cuestionada por la Asociación Valenciana de Consumidores, en especial a lo que respecta al pago retroactivo de los recibos. El Consistorio está revisando los recibos con los valores catastrales actualizados desde 2013, al aducir que de no hacerlo se estaría incurriendo en un delito al ser un mandato del Ministerio de Hacienda. En todo caso, la entidad considera que hay posibilidad de ganar un recurso contra esta decisión, por lo que ha ofrecido sus servicios jurídicos para las empresas y particulares afectados.

Fotos

Vídeos