El Consistorio ofrece 18 casas del Cabanyal a sus antiguos dueños

P. M.

valencia. La junta de gobierno aprobó ayer que la empresa Plan Cabanyal se encargue del proceso de propuesta para la reversión de 18 propiedades municipales en el barrio marítimo a sus antiguos propietarios. Esto se debe a que fueron las únicas expropiaciones, todas concentradas en la zona prevista para la prolongación de Blasco Ibáñez y el bulevar de San Pedro.

En el acuerdo al que tuvo acceso ayer LAS PROVINCIAS se habla de fincas situadas en las calles Luis Despuig, San Pedro y la plaza Virgen de Vallibana. En el número 35 de la citada calle, conocido como el Escorxador, la intención del gobierno municipal es rehabilitar este inmueble para dedicarlo a una especie de archivo histórico del Cabanyal. Eso se menciona en el documento, en el sentido de que no será posible la reversión al estar dispuesto para un equipamiento público.

En 2007, el Consistorio delegó las expropiaciones en la Conselleria de Obras Públicas, un proceso que se vio interrumpido en 2010 por el decreto del Ministerio de Cultura en contra de la prolongación de Blasco Ibáñez. En caso de que los anteriores propietarios no quieran hacer uso de la reversión, la empresa pública podrá disponer de las casas y solares (muchas han sido derribadas) en los planes que disponga el Consistorio, todavía sin conocer pese a los dos años transcurridos de mandato. El Ayuntamiento mantiene medio millar de propiedades, entre edificios y solares, pendientes de decidir sobre qué hará con este importante activo inmobiliario.

La empresa Plan Cabanyal ha vendido algunas de las casas de su propiedad y tramita la subasta de otras catorce. Todas necesitan un profundo proceso de rehabilitación por la degradación sufrida los últimos años y la falta de mantenimiento.

Fotos

Vídeos