El Consistorio limita la velocidad a 30 por hora en el barrio de la Mezquita

El Consistorio limita la velocidad a 30 por hora en el barrio de la Mezquita

La restricción y la nueva señalización afecta a calles como Gorgos o Rubén Darío y a la vía de servicio de la avenida Blasco Ibáñez

S. V.

valencia. El Ayuntamiento de Valencia anunció ayer nuevas calles en las que se ha aplicado el límite de velocidad a 30 kilómetros por hora, vigente ya en varias zonas y núcleos históricos de la ciudad. Si hace dos semanas la medida se aplicaba en el barrio de Sant Pau (en el distrito de Campanar), ahora ha sido el turno de La Carrasca, en el distrito de Algirós, conocido popularmente como el barrio de la Mezquita.

La nueva zona en la que se ha aplicado la restricción de velocidad máxima se ha delimitado tanto con señalización vertical como horizontal. Así, se han fijado marcas viarias en los accesos al barrio por las calles de Gorgos, Santa Cruz de la Zarza, Rubén Darío, Palància y la vía de servicio de la avenida de Blasco Ibáñez. El perímetro de estos accesos lo delimitan la calle Clariano y las avenidas de Cataluña y de Blasco Ibáñez.

Asimismo, se cuenta con una nueva señalización de refuerzo en el área rodeada por las calles Clariano, Albalat dels Tarongers, Ramón Llull y Blasco Ibáñez, donde ya estaba establecida la zona 30. En concreto, estaba en los accesos al barrio por las calles de Gorgos, Vinalopó, Doctor García Donato, Leandro de Saralegui y Poeta Artola, donde se ubica la escuela infantil municipal Pardalets, según informó ayer el Ayuntamiento, que también resaltó que en el entorno se ubican colegios como el de la Virgen del Pilar o el Federico García Lorca.

El objetivo es, según fuentes municipales, «pacificar el tráfico y mejorar la seguridad vial» en La Carrasca, además de incrementar la seguridad de los peatones y disminuir el peligro en las proximidades a los centros escolares.

Esta iniciativa de la concejalía de Movilidad, junto a del barrio de Sant Pau, no es la única desarrollada este verano. Se suma la implantación de semáforos peatonales en ámbar -considerados ilegales al no estar contemplados en el Reglamento de Circulación, según denunciaron el sindicato CSIF y las autoescuelas- en las calles Chiva, Pintor Maella, San Rafael y Maestro Guerrero.

Fotos

Vídeos