El Consistorio exigirá unificar el mobiliario en el entorno de su plaza

Zona de terrazas en la calle Ribera.
Zona de terrazas en la calle Ribera. / j. signes

Dominio Público reducirá las terrazas de Convento Santa Clara, Ribera y Mossén Femades y exportará el modelo a Ruzafa

L. SORIANO VALENCIA.

El equipo de gobierno anunció ayer que quieren unificar el mobiliario urbano de las calles peatonales que rodean la plaza del Ayuntamiento. Según indicó el concejal de Dominio Público, Carlos Galiana, el objetivo es «homogeneizar las terrazas porque es una de las zonas más transitadas por los turistas y no queda bien que haya una sombrilla roja y otra blanca o mesas y sillas diferentes». Apuntó que se sentarán con los hosteleros para estudiarlo, «pero nos consta que hay buena predisposición». Desde la Federación de Hosteleros, el secretario general, Rafa Ferrando, comentó que «es un tema que se puede estudiar, siempre pensando que es para mejorar la imagen».

Por otro lado, Galiana, indicó que de forma inmediata van a reordenar las terrazas de las calles Convento Santa Clara, paseo de Ribera, Mossén Femades y Martínez Cubells. A la pregunta de si la reordenación iba a suponer la reducción de terrazas, dijo que en algunos casos sí. «Se unificarán y se pondrán en zona central para permitir el paso de los peatones porque está muy ajustado y tienen que ajustar el espacio para que en la misma zona marcada vayan las sombrillas, mesas, sillas y expositores de menús. No podrán salirse», dijo Galiana.

En la moción que presentarán hoy en la junta de gobierno, se recuerda que había una sentencia de 12 de febrero de 2007 dictada por el juzgado Contencioso Administrativo número siete de Valencia «que condenaba al Ayuntamiento a adoptar las medidas precisas para eliminar la producción de ruido en el ámbito de la calle Ribera». También se recuerda que «había informes de la Policía Local del 28 de noviembre de 2008, de diciembre de 2012 y de febrero de 2017 que ya proponían criterios a adoptar para limitar las ocupaciones de las terrazas en estas vías». Y añaden que, por todo ello, proponen también que no se permita ampliar ni poner nuevas terrazas en estas calles próximas a la plaza del Ayuntamiento. El edil comentó que cuando en la calle María Cristina «se bajaron las terrazas a la calzada también se hizo una reorganización y, del mismo, modo lo estamos haciendo en la calle En Llop y también se tendrá que hacer en Ciutat Vella».

Por su parte, los hosteleros indicaron que «hace un año y medio ya hicimos campañas para mejorar la limpieza y alinear las terrazas», pero cuando oyeron la palabra posible 'reducción', dijeron «habrá que verlo». Mientras desde la Federación de Vecinos, exigieron que «la reducción sea real para que prevalezca el derecho al descanso».

Fotos

Vídeos