El Ayuntamiento lanza una ofensiva para cobrar la deuda de los mercadillos

Decenas de personas visitan el mercado del Cabanyal, esta semana./D. Torres
Decenas de personas visitan el mercado del Cabanyal, esta semana. / D. Torres

El Consistorio comenzará una campaña de comprobación de los puestos el 1 de enero para retirar permisos a quienes no estén al corriente

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

El Ayuntamiento de Valencia ha dicho «hasta aquí» respecto a la situación de los mercadillos municipales. La concejalía de Mercados que dirige Carlos Galiana ha decidido atajar la deuda que los vendedores de los mercados extraordinarios y ha dado hasta el 31 de diciembre para que los vendedores paguen, o presenten compromiso de pago, los 168.000 euros que deben al Consistorio de distintas tasas. Esta deuda ha llegado hasta el medio millón de euros.

El dinero que los vendedores han de pagar al Ayuntamiento corresponde, entre otras, a la tasa bimensual de mercados. Este impuesto puede ser de 50 o 100 euros, dependiendo del tamaño del puesto. Galiana denuncia que durante años el anterior gobierno del PP no la recaudó, por lo que a su llegada al Consistorio se encontraron con una deuda cercana al medio millón de euros.

Desde el año 2015 a ahora, esa cifra se ha reducido drásticamente. Ese interés del concejal Galiana le ha valido ciertas reservas por parte de los trabajadores de los mercados extraordinarios, que recordaron que en 2014 la alcaldesa Rita Barberá les dio «nueve meses de carencia» para no abonar las tasas, como explica el mismo Galiana que creían los vendedores. Sin embargo, lo que les dijo la alcaldesa en esa reunión en verano de 2014 es que tenían nueve meses para ponerse al día, cosa que finalmente no hicieron hasta bien entrado 2015.

La mayor parte de la cantidad adeudada proviene de las cuotas bimensuales de 50 euros

Mercados aprovechará la inspección para ver si hay que cambiar la red de puestos ambulantes

Los 168.000 euros de deuda no provienen únicamente de la tasa bimensual, sino de cualquier multa o impuesto pendiente que tengan los vendedores con la Administración pública. «Cuando alguien quiere contratar con el Ayuntamiento o abrir una parada en un mercado o cualquier trámite tiene que estar al día con la Administración con la que van a contratar, en este caso el Ayuntamiento. Si en tu DNI tienes pendiente pagar el IBI de tu casa, o multas de tráfico, o cualquier tema parecido, no podrás contratar», alerta Galiana. Los vendedores de los mercados extraordinarios de la ciudad han abonado buena parte de la deuda pero aún queda un porcentaje importante. Tienen hasta finales de diciembre para hacerlo.

Y tienen hasta fecha porque será el 1 de enero cuando el Consistorio comience una campaña especial de vigilancia en los propios mercadillos para comprobar quién está al orden y quién no. Se trata de una campaña relativamente habitual en otros ámbitos. La concejalía de Licencias suele hacer este tipo de visitas a locales o terrazas para comprobar la legalidad de establecimientos o instalaciones en la calle. Ahora hará lo mismo en los mercados extraordinarios. «Hace más de una década que no se hace una campaña así», lamenta Galiana.

850 locales

La concejalía de Mercados aún no tiene una estimación de cuántos de los 850 locales que tienen permiso para trabajar en las calles de Valencia tienen deudas con la administración. Lo sabrá cuando vaya a pie de mercado y pida documentación a los trabajadores de los propios puestos. También exigirán que los propietarios estén al día con las cuotas de la Seguridad Social. Se espera, así, que durante 2018 se enjuague una deuda que sorprendió a Compromís cuando Galiana llegó a la concejalía de Mercados.

Este trabajo a pie de calle permitirá, de paso, abordar una hipotética remodelación de los mercados ambulantes. Se trata, como reconoce el propio Galiana, de una estructura comercial muy asentada en la ciudad. «A priori no contemplamos grandes cambios. La gente tiene muy claro qué día son los mercados y dónde se ponen», comenta el concejal. Sin embargo, sí permitirá, este trabajo de campo, llevar un recuento actualizado de cuántos puestos se ponen en las calles y, sobre todo, en qué calles se instalan. «Así podremos ver si a lo mejor en determinada calle se ponen más o menos, y si podemos quitarlos de una para ponerlos en otra, si tenemos que cambiar alguna cosa... es un trabajo importante que no se ha hecho hasta ahora», explica el edil de Compromís. Las inspecciones se realizarán a partir del 1 de enero pero el concejal no quiso dar fechas. Además, Comercio ya ha contactado con Bienestar Social por si hay familias en riesgo de exclusión social que no pueden pagar los impuestos y no descartan «exenciones muy puntuales si hay familias con serios problemas económicos».

Mercadillos

Algirós.
Lunes.
Central.
Lunes.
Ruzafa.
Lunes.
Jerusalén.
Martes.
Nazaret.
Martes
San Pedro Nolasco.
Martes.
Avenida del Cid.
Miércoles.
Benimamet.
Miércoles.
Grao.
Miércoles.
Cabanyal.
Jueves.
Benimaclet.
Viernes.
Castellar.
Viernes.
Malvarrosa.
Viernes.
Monteolivete.
Viernes.
Benicalap.
Sábado.
Jesús-Patraix-
Sábado.
Mossén Sorell.
Sábado.
Plaza Redonda.
Domingos y festivos: 8 a 14 horas.
Rastro.
Domingos y fetivos: 8 a 14 horas.
Mercado de Navidad y Reyes:
Periodo navideño.

Fotos

Vídeos