El Consistorio aprueba suprimir el control previo de los contratos menores

La medida estará vigente hasta el 9 de marzo y recibe las críticas del PP al considerar que aumenta la falta de transparencia

P. M. VALENCIA.

El Ayuntamiento aprobó este viernes eliminar la fiscalización previa de los contratos menores, algo que se dejará a posteriori y sólo con la base de un muestreo. Esta situación se mantendrá hasta el próximo 9 de marzo, cuando entre en vigor la nueva Ley de Contratos del Sector Público, al desaparecer esta modalidad salvo algunas excepciones. La medida, adelantada por LAS PROVINCIAS, recibió desde el primer momento críticas del grupo popular por la falta de control.

El portavoz del grupo popular, Eusebio Monzó, lamentó que «el equipo de gobierno haya decidido finalmente suprimir el trámite de fiscalización previa en la aprobación de los contratos menores».

El edil dijo «no entender la urgencia de esta instrucción, puesto que en marzo entrará en vigor la nueva Ley de Contratos del Sector Público», tal y como pone de manifiesto la propia resolución del concejal de Hacienda.

Monzó calificó de «desafortunada esta medida» y explicó que «este tipo de contratos denominados popularmente como contratos a dedo pueden ser cuestionados cuando se hace un uso abusivo de los mismos, como está ocurriendo en Valencia».

Según las cifras que aportó, el alcalde Ribó «lleva contabilizados más de 10.000 contratos menores, por un importe superior a los 43 millones de euros». Ante estos datos, criticó el «excesivo uso de este tipo de contratación» y destacó que «justo por este motivo no debería eliminarse ningún control previo de fiscalización en los mismos».

Por último, dijo que Ribó «ya nos tiene acostumbrados a los valencianos a decir unas cosas y hacer todo lo contrario», para insistir en que «esta medida supone dar un paso atrás en transparencia y participación, justo lo contrario de lo que presume el tripartito».

Fotos

Vídeos