FGV confirma que los túneles del metro están en buen estado

T. P.

VALENCIA. Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha completado ya la inspección de los túneles de Metrovalencia después de que se registrara la caída de una viga en un tramo de la línea subterránea. Según explica el organismo, los túneles inspeccionados no presentan ninguna anomalía.

Los tramos inspeccionados en esta ocasión han sido los túneles que unen Empalme y Sant Isidre (líneas 1 y 2); los que unen las estaciones de Jesús y Colón (línea 7); los de Marítim-Serrería y Aeropuerto (líneas 3, 5, 7 y 9) y también los túneles que conectan Alameda con Alboraya-Peris Aragó. Estos trabajos de inspección son un paso previo para una actuación de mayor calado prevista para septiembre.

Desde FGV han querido resaltar que «se trata de la primera ocasión en la que FGV ha planificado una revisión detallada de sus infaestructuras subterráneas, que en algunos casos cuentan con casi 30 años en servicio como el túnel de las actuales líneas 1 y 2 de Metrovalencia».

Los trabajos, que comenzarán en septiembre, costarán casi medio millón de euros . Su propósito es revisar los 27 kilómetros de túnel y las 35 estaciones subterráneas de Metrovalencia, para determinar así si son necesarias otras intervenciones más agresivas. Junto con esto, FGV tiene interés en determinar la geometría actual de los túneles, realizar un seguimiento periódico de su estado y llevar a cabo un correcto plan de mantenimiento de la infraestructura de las líneas.

«Estas intervenciones garantizan la calidad y seguridad de las instalaciones y prolongan el tiempo de utilización de la infraestructura y su fiabilidad, al tiempo que favorecen un incremento de la vida útil de los trenes y reducen el consumo de energía», aseguran fuentes de FGV.

Fotos

Vídeos