Conductores denuncian que no han recibido formación sobre las nuevas líneas de la EMT

Autobuses de la EMT circulan por la ciudad de Valencia./Irene Marsilla
Autobuses de la EMT circulan por la ciudad de Valencia. / Irene Marsilla

La dirección de la empresa garantiza las frecuencias actuales de los trayectos que serán modificados el jueves que viene

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

A ciegas. Así aseguran que se encuentran los trabajadores de la EMT que la semana que viene se pondrán al frente de los autobuses de cualquiera de las 8 nuevas líneas que entran el funcionamiento el día 22. Los sindicatos mayoritarios en la empresa, Comisiones Obreras y UGT, denunciaron ayer que no han recibido ningún tipo de formación sobre los trayectos de cuyos cambios, además, se enteraron de manera oficial hace dos días.

Comisiones Obreras criticó, en un duro comunicado, la situación en la que se encuentran: «A día de hoy, no hemos recibido ningún tipo de formación oficial por parte de ninguna de las áreas correspondientes, como son Operaciones y Planificación. Simplemente la empresa ha editado un breve dosier, con el que pretende cubrir el expediente». «Esta dirección parece ser que pretende que salgamos a la calle a trabajar el día 22, tanto conductores como inspectores y mecánicos de ruta, y sepamos por dónde va cada línea modificada y les demos las explicaciones oportunas a los usuarios, con el simple hecho de haber repartido un folleto, cosa que no nos sorprende de esta dirección de empresa. Y a todo esto, sin que haya habido siquiera una comunicación oficial al comité, ni tan sólo sobre la fecha de puesta en marcha», comentaron las mismas fuentes.

Desde CCOO afearon a la EMT que haya realizado la evaluación de riesgos en alguna de estas líneas «sin que todavía hayan podido circular por el nuevo recorrido, por estar en obras en la actualidad» . «Pero es tal la desorganización o dejadez de esta dirección o de los responsables municipales que se sigue sin dar solución a los problemas detectados en evaluaciones anteriores, y que afectan a gran parte del recorrido de las líneas modificadas o fusionadas, como pueden ser cruces peligrosos, paradas problemáticas, giros sin apenas visibilidad, etc», criticó el sindicato, que lamentó que desde la empresa «no sólo no corrigen los casos ya detectados, sino que además asignan autobuses articulados a líneas donde se ve claramente que los usuarios tendrán que descender del bus en sitios fuera de parada (jardines), con posibilidad de sufrir una caída o un resbalón. Y en otros casos descenderán directamente en la calzada».

Los sindicatos aseguran que se enteraron de los cambios en los trayectos esta misma semana Dos autobuses eléctricos formarán parte de los nuevos recorridos por primera vez

De la misma opinión son en UGT. Su portavoz, Adolfo Cruz, explicó ayer a preguntas de este diario que ellos tampoco han recibido formación. Cruz auguró una semana «muy animada», no sin ironía, para referirse a los múltiples problemas que puede haber en los nuevos trayectos cuando se pongan en marcha. «No ha habido ningún tipo de formación, nos enteramos hace dos días de manera oficial», criticó Cruz, que señaló que tampoco ha habido cursos sobre los nuevos autobuses para la mayoría de los conductores: «Había que ir hora y media fuera de horario laboral y sé que hay muchos compañeros que no han ido. Y son ellos quienes la semana que viene se pondrán al volante de las nuevas líneas. Puede ser un caos».

Grezzi lo niega

Sin embargo, Grezzi negó que no hayan informado a los trabajadores. «No es verdad. Fueron los primeros que tuvieron la información. Los primeros que tienen que conocer los cambios que se van a hacer son ellos porque además saben cómo funcionan las líneas y cómo funciona la EMT. Son el primer 'feedback' que hemos de tener nosotros», aseguró el edil, mientras que el gerente de la empresa, Josep Enric García Alemany, recordó que en las últimas semanas han hecho la evaluación de las líneas que es una cosa que los técnicos de prevención de los sindicatos tienen que hacer y la hemos estado haciendo en semanas anteriores para que no haya ningún conflicto con los itinerarios nuevos que se generan en las líneas».

En este sentido, el alcalde Ribó y el concejal Grezzi presentaron ayer los dos nuevos vehículos eléctricos que se pondrán en funcionamiento la semana que viene. Además, la EMT anunció que ha comprado 35 más híbridos que aún no se sabe cuándo podrán comenzar a rodar por las calles de la ciudad, como reconoció el gerente. Ribó afirmó que la renovación de la flota «era más necesaria que nunca después de cinco años en los que no se llevó a cabo ninguna compra masiva de autobuses. Pero hoy damos un paso muy significativo, con la compra de dos vehículos eléctricos que serán utilizados fundamentalmente en la zona centro; y el resto de carácter híbrido, tanto convencionales como articulados».

Menguzzato se niega a dar el informe que rechazaba desmontar las pasarelas

La concejal de Ciudadanos María Dolores Jiménez criticó ayer el rechazo de la delegación de Protección Ciudadana a entregarle el informe de la Policía Local que recomendaba no desmontar las pasarelas de la avenida del Cid. La concejalía aduce que se trata de un «documento interno de trabajo de la Cuarta Unidad de Distrito».

La existencia del informe fue desvelada por la asociación de vecinos de Nou Moles, contraria al desmontaje de las pasarelas. En un encuentro con responsables policiales del barrio, fueron conocedoras de dicha recomendación.

Jiménez pidió por nota interior copia del mismo, aunque la respuesta ha sido negativa, dado que «no forma parte de un expediente abierto al efecto». Con ese tecnicismo, la edil de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, ha querido evitar una confrontación entre su departamento y el de Desarrollo Urbano, gestionado también en el Consistorio por el grupo socialista, en este caso por Vicent Sarrià.

La asociación vecinal logró más argumentos en contra de la retirada de los pasos peatonales, aunque no fueron suficientes para que el Consistorio adjudicara las obras de demolición y desmontaje, colocando en su lugar pasos de peatones regulados por semáforos. Como publicó este periódico, la entidad vecinal intenta ahora que se coloque al menos una pasarela, para dar servicio a los padres y alumnos del barrios que acuden a diario al colegio Sector Aéreo y a un instituto en la calle Santa Cruz de Tenerife.

Jiménez acusó a Menguzzato de «opacidad en todo este asunto» al no querer que el documento sea público. «Lo que sabemos es por la asociación de vecinos, aunque estamos convencidos de que es cierto y la recomendación en su día fue denegatoria. Pese a esa circunstancia, no hicieron caso a los expertos que abogaban por mantenerlas en favor de la seguridad vial, tanto de los viandantes como del tráfico.

Tal como explicó el alcalde, Joan Ribó, «gracias a estas adquisiciones vamos a poder reducir las emisiones de gases contaminantes y el consumo de combustible». «Es una apuesta seria de la EMT, dirigida a la modernización de acuerdo con las pautas de sostenibilidad medioambiental y de los retos que plantea la actualidad: un motivo de satisfacción», concluyó el alcalde. La adjudicación total de los nuevos autobuses asciende a 14.563.838 euros, lo que ha supuesto una considerable rebaja respecto al presupuesto de salida del concurso, que estaba fijado en 16.235.000 euros.

Con los nuevos autobuses, la empresa estará en condiciones de «dar un mejor servicio, y reducir emisiones y ruido, sobre todo el en centro de la ciudad; lo mismo que con los 14 vehículos híbridos que ponemos en servicio en la Línea 92, nos permitirán ampliar la capacidad de transporte», según dijo Grezzi. De hecho, los vehículos convencionales, de 12 metros, pueden transportar 70 personas, mientras que los híbridos admiten hasta 110 viajeros. La incorporación de los 14 nuevos coches a la Línea 92 (la antigua línea 2) se debe a que es una línea muy utilizada por la ciudadanía y con una gran demanda.

Más noticias relacionadas

Fotos

Vídeos