Un concesionario tendrá que abandonar la parcela del Parque Central que ocupa

Á. S. VALENCIA.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Valencia rechazó ayer la medida cautelar que los propietarios de un concesionario situado junto al paso elevado de Giorgeta pedían para suspender el desalojo al que el Consistorio les ha obligado. Parte del negocio se levanta en una parcela que el Ayuntamiento necesita para continuar con la primera fase del Parque Central.

El auto del juzgado que estudia el recurso presentado por los propietarios del concesionario recuerda que el desalojo fue acordado ya en un proceso previo que vincula a las partes «y no permite ahora, en un segundo recurso seguido en impugnación de un acto dictado para dar cumplimiento al primpero, acordar una suspensión previamente denegada».

El Consistorio necesita la parcela para acabar la primera fase del jardín, completar un muelle de carga, conectar servicios generales con las calles del entorno y hasta facilitar la subasta de solares destinados a viviendas.

Fotos

Vídeos