La concertada exige no ser excluida de los planes para impulsar el plurilingüismo

El conseller de Educación, Vicent Marzà, saluda a la fallera mayor de Valencia, Raquel Alario, antes de iniciarse la procesión cívica. / j. signes

El sindicato Fsie y las patronales piden ser incluidos en el programa de formación docente en inglés y en la dotación de auxiliares tras quedarse fuera el pasado curso

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

La mayoría de las organizaciones que representan a la educación concertada en la Comunitat han valorado bien el giro de Educación en relación al plurilingüismo a través de la futura ley y a la espera de que se concrete y desarrolle. Sin embargo, las dos patronales y el sindicato con más representatividad, Fsie cv, coinciden en marcar una línea roja: la red no puede ser discriminada otra vez en los programas que vaya a impulsar la conselleria para avanzar hacia el objetivo de dominar las lenguas oficiales y el inglés.

Hay que recordar que los colegios sostenidos vía concierto se quedaron fuera de las dos principales iniciativas ideadas durante el ejercicio pasado en relación al fomento de la lengua extranjera: las estancias de cuatro semanas en el Reino Unido e Irlanda para profesores que quisieran perfeccionar sus conocimientos, a las que sólo pudieron acceder los trabajadores de la pública, y la dotación de auxiliares de conversación nativos para los centros de titularidad de la Generalitat, que se incorporarán a partir de enero.

Desde el sindicato Fsie Cv explicaron a LAS PROVINCIAS que plantearán la inclusión de la enseñanza concertada en ambos planes si se le piden aportaciones a la futura ley o bien en las mesas de negociación del sector. También apuntaron que reclamarán la participación en cualquier otro programa que se cree a partir de la nueva norma. Las mismas fuentes destacaron que si la conselleria quiere hacer una apuesta «real» por la formación docente «no puede dejar aparte» a un sector que representa un tercio del alumnado, antes de recordar que el único requisito es «la voluntad política».

La futura ley prevé nuevas medidas para fomentar el aprendizaje de lenguas, como extraescolares

El sindicato fue una de las voces críticas con la exclusión sufrida el curso pasado, llegando incluso a impulsar una recogida de firmas a través de Change.org. Además señalaron que en otras comunidades como Murcia sí hay dotación presupuestaria para que los auxiliares, que llegan a través de un programa del Ministerio de Educación, recalen en centros concertados. La administración autonómica justificó la exclusión en que la regulación del plan se refería únicamente a los centros públicos, extremo que negó el ministerio y el PP valenciano.

La Mesa por la Educación en Libertad también afeó la postura de la conselleria. Dos de las organizaciones fundacionales, las patronales Escuelas Católicas y Feceval, también defenderán la igualdad de trato. «Si la futura ley pretende que nuestros alumnos alcancen un nivel en lenguas marcado para todos lo normal es que nos faciliten los mismos instrumentos», explicaron desde la primera. Desde la segunda añadieron a la petición la necesidad de que se les tenga en cuenta en otras medidas de nueva creación que se atisban en el borrador de la proposición de ley sobre plurilingüismo, como el fomento de actividades extraescolares vinculadas al uso de las lenguas.

La futura norma dice que cualquier centro, sin especificar titularidad, podrá beneficiarse de las medidas de refuerzo lingüístico, aunque habrá prioridad para los que vehiculen el 50% del horario en valenciano o el 25% en inglés, entre otros criterios. Sin embargo la clave estará en la concreción, ya sea en posteriores desarrollos normativos de la ley o en las convocatorias de las iniciativas a impulsar.

Fotos

Vídeos