Los colegios tendrán fiesta el 7 de diciembre y el 15 y 16 de marzo

Los escolares volverán a contar con dos días libres más en Fallas y tendrán un macropuente de casi una semana a las puertas de Navidad

D. G. VALENCIA.

El Consejo Escolar Municipal de Valencia escogió ayer los tres días festivos que puede determinar este órgano de representación y que, para el próximo curso, serán el 7 de diciembre y el 15 y 16 de marzo. Tras una ajustada votación, los representantes sindicales, de padres de alumnos y del Ayuntamiento optaron por estos días para, por un lado, «dar prioridad a las Fallas y que, tanto los niños como sus familias, puedan disfrutar plenamente», según explicó ayer la concejal de Educación, María Oliver.

Por otro, finalmente se escogió también el 7 de diciembre (frente al 30 de abril), por lo que los alumnos de los centros escolares tendrán un macropuente de cinco días (junto con el 6 de diciembre, día de la Constitución, y el 8, día de la Purísima).

Prácticamente hubo unanimidad en optar por los dos días falleros, al igual que el curso que acaba de terminar, con el objetivo de que los niños tengan el día libre tanto en la plantà infantil como en la jornada siguiente. El año próximo, los días 17 y 18 caen en sábado y domingo y el 19 es el día de San José, también festivo, por lo que, de esta forma, los escolares se garantizan poder disfrutar sin clases de la semana fallera en su totalidad.

«Había otras alternativas, pero se ha considerado que la semana fallera es un acontecimiento muy destacado en el calendario cultural, social y festivo de nuestra ciudad», añadió Oliver.

Con el tercer día en cuestión hubo más discusión, de ahí que la votación, finalmente, se decantase por apenas un par de votos. Por un lado, el sindicato CSI-F propuso que se fijara el 30 de abril (lunes) para así poder hacer un puente con la festividad del 1 de mayo (martes). Con este puente, esta formación sindical, por un lado, quería propiciar que entre las vacaciones de Semana Santa, que el año próximo empiezan a finales de marzo, y las de verano, los escolares tuvieran un puente en el que descansar. Ahora, sin embargo, en todo este periodo, los alumnos sólo tendrán el 1 de mayo como festivo entre Pascua y el descanso estival.

Sin embargo, otras formaciones sindicales deslizaron que, con este puente, parte de las familias aprovecharían para salir de viaje, por lo que temían que los actos conmemorativos del Día del Trabajador contaran con una menor afluencia de los habituales. Asimismo, describieron que en el primer trimestre del curso escolar, los alumnos no contarían con ningún puente , de ahí que sería conveniente que, al menos, tuviesen este. Sin embargo, entre el inicio de curso y las vacaciones de Navidad hay hasta cinco festivos (9 y 12 de octubre, 1 de noviembre y 6 y 8 de diciembre).

Por otra parte, desde CSI-F apreciaron que, con el 7 de diciembre, se organiza un enorme puente de cinco días apenas un par de semanas antes del periodo vacacional de Navidad, por lo que no creen que, en la decisión, se haya tenido en cuenta exclusivamente el interés por el alumno. Esta idea fue corroborada por otras formaciones, que también apuntaron que buena parte de los padres, probablemente, tendrán también puente en esa fecha, por lo que, para ellos, sería un inconveniente que los niños tuviesen clase.

La edil de Cultura, por su parte, aplaudió la decisión de que, finalmente, se adoptase el 7 de diciembre como el tercer día no lectivo, puesto que los alumnos «podrán disfrutar de un puente de cinco días durante el primer trimestre escolar del próximo curso».

Fotos

Vídeos